Oviedo dirige grupo político desde su reclusión en Brasilia

El ex militar golpista Lino César Oviedo dirige desde su reclusión en Brasilia las actividades políticas de una corriente interna del gubernamental Partido Colorado, según reveló él mismo en una carta enviada a una de sus estrechas colaboradoras y que es publicada hoy.

29 de Julio de 2000 | 14:17 | AP
ASUNCION.- El ex militar golpista Lino César Oviedo dirige desde su reclusión en Brasilia las actividades políticas de una corriente interna del gubernamental Partido Colorado, según reveló él mismo en una carta enviada a una de sus estrechas colaboradoras y que es publicada hoy.

En la misiva a la diputada colorada Miriam Alfonso, publicada hoy en el matutino ABC Color, Oviedo reveló que dirige desde Brasil la Unión Nacional de Colorados Eticos (Unace).

Le reclama a Alfonso haber apoyado a uno de los candidatos a vicepresidente para las elecciones paraguayas del 13 de agosto.

Alfonso ha dicho que apoyará a Félix Argaña, del partido de gobierno e hijo del asesinado vicepresidente Luis María Argaña, crimen que tuvo lugar el 23 de marzo de 1999 y de cuya autoría intelectual Oviedo es acusado.

En su carta a Alfonso, Oviedo señala: "enterado de que usted, adelantándose al resultado de la consulta popular que estamos realizando, decidió a quien apoyar trabajando por esa candidatura. Le comunico por este medio que se encuentra en total libertad de hacerlo y que en nombre del movimiento que presido, le recuerdo también que no está autorizada a hablar en nombre del mismo".

La legisladora resolvió el jueves pasado respaldar la candidatura de Argaña porque "en estos momentos el Partido Colorado necesita de su pueblo para vencer en los comicios".

"Por ahora Oviedo está fuera de carrera, entonces debo trabajar por mi partido", sostuvo.

La argentina Raquel Marín, esposa del ex militar golpista, dijo al mismo diario que "ni si me ponen una pistola en el pecho votaré por Félix Argaña".

Agregó que "el Partido Colorado, en la actualidad, está destrozado por un grupúsculo de argañistas que se apoderaron del poder en forma ilegal".

Aclaró que su pareja "está en libre comunicación en su lugar de reclusión, solo le prohibieron usar el teléfono pero puede hacer declaraciones a la prensa y recibir visitas sin restricción".

Oviedo, de 56 años, espera que la justicia brasileña resuelva si acepta o rechaza un pedido de extradición presentado por un juez paraguayo en conexión al asesinato del vicepresidente.

Entre marzo de 1999, cuando huyó a la Argentina, y junio pasado, cuando fue capturado en Foz de Yguazú por agentes federales del Brasil, Oviedo utilizó 10 teléfonos celulares satelitales para comunicarse con sus adherentes. En la actualidad, volvió a la vieja práctica de las cartas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores