Chávez: "Esto fue un nocaut fulminante"

El Presidente Hugo Chávez fue reelegido hoy en su cargo con el 59% de los votos, según el recuento del 82,24% de los sufrágios. Su principal contendor Francisco Arias logro el 38% de las preferencias. Chávez, se ufanó de haber ganado la contienda electoral mediante "un nocaut fulminante". En su improvisado discurso, estuvo presente el poeta chileno Pablo Neruda.

31 de Julio de 2000 | 04:31 | Agencias
CARACAS.- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, arrasó en los comicios generales del domingo y se aseguró un sexenio fresco que a su vencimiento le da la posibilidad de gobernar al país hasta el 2012.

El mandatario, quien tiene año y medio en la presidencia, se impuso con más de 59% frente a su más cercano rival, Francisco Arias, con 38%, según cifras del Consejo Nacional Electoral (CNE) difundidas en la Internet el lunes, cuando se habían escrutado 82,24% de los votos.

Arias, camarada de Chávez en un intento de golpe de estado en 1992, cuestionó el lunes los resultados del organismo electoral argumentando: "El primer boletín del CNE denota cifras que no coinciden con las nuestras".

El ex gobernador del estado de Zulia no rechazó los resultados ni mencionó la posibilidad de un fraude, pese a que el domingo aseguró que encuestas a boca de urnas le daban una ventaja de hasta 10 puntos porcentuales sobre Chávez.

Venezuela eligió 774 funcionarios públicos entre 17.000 candidatos. Además de la presidencia, el oficialismo logró 13 de las 23 gobernaciones de estado en disputa y Chávez pronosticó mayoría en la nueva Asamblea Nacional unicameral de 165 escaños.

"Este triunfo, hermanos, es arrollador en toda Venezuela", dijo Chávez a miles de jubilosos seguidores en un acto en el palacio presidencial tras su victoria.

Chávez llama a la unión para continuar con la revolución

El mandatario, cuya retórica populista y de confrontación ha caracterizado su mandato, dejó de lado la guerra verbal para llamar a todo los sectores a la reconstrucción del país a fin de lograr la reactivación económica, que lanzó como su mayor meta en su nueva gestión.

"Les hago un llamado, y tengo moral, para hacerlo como presidente de Venezuela para los próximos seis años (...) Llamo a todos los venezolanos de buena voluntad a la unión, al trabajo. Sólo unidos podemos recuperar a Venezuela", dijo.

Chávez dirigió sus palabras a opositores, empresarios, banqueros y representantes de la Iglesia Católica, a quienes calificó en repetidas ocasiones en el pasado de "oligarcas corruptos".

"Llamo a todos a deponer, o a poner a un lado, los intereses subalternos y colocar por encima de todo el interés nacional para que Venezuela salga adelante en los próximos años'", enfatizó.

Chávez, quien según la nueva Constitución puede aspirar a la reelección inmediata por un solo período en el 2006, se mostró confiado de que gobernará por los próximos 12 años.

"Me atrevo a invitarlos a todos para que transitemos juntos los próximos 11 años" hasta el 5 de julio del 2011, declaró, aludiendo al bicentenario de la Independencia del país, que fijó como un plazo para "trabajar a paso redoblado en la recuperación de Venezuela".

Chávez promete revolución económica

El gobernante, duramente criticado por haber privilegiado su "revolución pacífica y democrática" con reformas políticas y descuidar otras áreas, se comprometió a darle prioridad a la recuperación económica y social.

Dando un fuerte espaldarazo a su gabinete económico lo que pareció echar por tierra inminentes cambios ministeriales, Chávez aseguró que la "nueva revolución se va a centrar en la reconstrucción social y económica de Venezuela", tercer exportador de petróleo en el planeta.

Analistas y economistas dicen que Chávez no ha capitalizado ingresos petroleros extraordinarios, generados por el alza del precio del crudo, para reactivar la economía del país, que se contrajo 7,2 por ciento en 1999 y que registró un crecimiento de 0,3 por ciento en el primer trimestre de 2000.

Agregan que a pesar de que los precios del crudo se cuadruplicaron desde que Chávez asumió en febrero de 1999, eso no ha servido para revertir el histórico desempleo de 15 por ciento y evitar el cierre de miles de empresas debido a la baja del consumo.

Algunos empresarios expresaron confianza en la promesa de revolución económica. Otros dejaron sentadas sus dudas.

El economista Alexander Guerrero, señaló que "la única revolución económica es tratar de recapturar la confianza perdida, enterrando el discurso económico contrapuesto a la confianza".

Chávez cantó junto a una multitud que lo acompañó en el Palacio Miraflores, la canción patria venezolana, y otras canciones de corte patriótico, ataviado con una camisa clara, un saco oscuro y una boina colorada.

"¡Viva el pueblo de Simón Bolívar, viva la Revolución Bolivariana, viva Venezuela!", gritó desde el balcón de la casa de gobierno.

Su discurso fue interrumpido por los manifestantes, quienes le cantaron el "feliz cumpleaños", como homenaje a los 46 años que cumplió el 28 de julio último.

"Se abre de nuevo el balcón del pueblo... nuestro saludo a todo el pueblo heroico de Venezuela. Vamos a darle un saludo y nuestro mayor reconocimiento a todo el pueblo venezolano desde esta Caracas bolivariana hasta los confines", inició su arenga Chávez.

En su improvisado discurso estuvieron presentes José Martí, "el apóstol del pueblo cubano", y el poeta chileno Pablo Neruda.

En tono casi místico, Chávez también formuló una invocación religiosa: "¡Quiero que agradezcamos a Dios que nos ha iluminado el camino, el sendero por el cual venimos transitando. Razón tenía Bolívar, el líder del pueblo venezolano, cuando decía 'Dios concede la victoria a la constancia'. Constancia, paciencia y trabajo para tener patria!".

"El mundo entero se pondrá de pie aplaudiendo y admirando al soberbio y heroico pueblo de Simón Bolívar, libertador de América", prometió.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores