Barak defiende su política frente a mociones de censura

Ehud Barak defendió su política de paz con los palestinos y negó que vaya a comprometer la seguridad de Israel, al intervenir en el Parlamento para responder a una moción de censura presentada por el partido opositor de derecha Likud para hacer caer su Gobierno.

31 de Julio de 2000 | 11:02 |
El Premier israelí defendió su política de paz ante una nueva moción de censuraJERUSALEN.- El Primer Ministro israelí, Ehud Barak, defendió su política de paz con los palestinos y negó que vaya a comprometer la seguridad de Israel, al intervenir en el Parlamento para responder a una moción de censura presentada por el partido opositor de derecha Likud para hacer caer su Gobierno.

En total se presentan esta tarde tres mociones de censura contra el Gobierno de Barak, pero los cálculos parlamentarios indican que la oposición no podrá reunir los 61 votos necesarios (la mitad más uno de los 120 escaños) para que prospere alguna de ellas.

Barak dijo que después de tres semanas de negociaciones en Camp David con Yasser Arafat no fue posible llegar a un acuerdo de paz "porque la otra parte no estaba dispuesta a tomar decisiones" y por tanto, dijo, "no hay ningún compromiso y ninguna concesión".

El Primer Ministro aseguró, ante los ataques de la derecha, que en Camp David "no olvidé ni por un instante los intereses vitales de Israel" y enumeró los principios que le guiaron en las negociaciones para un acuerdo de paz.

"El 80 por ciento de los colonos (judíos) quedarán bajo soberanía del estado judío, Israel tendrá fronteras reconocidas por la comunidad internacional, Jerusalén ampliada (con varios asentamientos), con una mayoría de población judía, será reconocida como capital de Israel por la comunidad internacional", dijo Barak.

Con ello, Barak defendía su oferta a Arafat de entregar a su soberanía los barrios de Jerusalén Este habitados por unos 200.000 palestinos y que de hecho nunca han podido ser integrados plenamente con Jerusalén Occidental.

"La paz tiene un costo, pero no la haremos a cualquier precio", dijo Barak, mientras desde las filas de la oposición de derechas le gritaban e impedían hablar.

"Por más que gritéis, el pueblo os ve y no es tonto, lo que queréis es derrocar a este gobierno (para acabar con el proceso de paz)" , dijo Barak.

El Primer Ministro laborista también se refirió a la posibilidad de formar un gobierno de unidad nacional con el Likud, como le exige su ministro de Exteriores, David Levy, entre otros, pero dijo que esta posibilidad ha sido rechazada por el líder de ese partido de derechas, Ariel Sharon.

El gobierno de Barak está en minoría después de que lo abandonaran tres partidos la víspera de la cumbre de Camp David, y tras ésta la oposición arreció sus ataques por considerar que había hecho propuestas graves a los palestinos, especialmente sobre la soberanía de Jerusalén.

El debate de esta tarde se produce después de que por la mañana el Parlamento eligiera como Presidente del país a Moshe Katsav, un diputado del Likud, frente al laborista Simon Peres, un resultado inesperado que ha conmocionado a las filas de la izquierda israelí.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores