Republicanos defienden postulación de Cheney

Desbordando optimismo y jactándose de armonía partidista, los republicanos iniciaron hoy el colorido proceso político para promover la candidatura de George W. Bush como el antídoto contra ocho años de dominación demócrata de la Casa Blanca

31 de Julio de 2000 | 11:32 | AP
FILADELFIA.- Desbordando optimismo y jactándose de armonía partidista, los republicanos iniciaron hoy el colorido proceso político para promover la candidatura de George W. Bush como el antídoto contra ocho años de dominación demócrata de la Casa Blanca.

Miles de personas se congregaron en el salón de convenciones para asistir a media mañana a la sesión inaugural lanzada por Jim Nicholson, titular del Comité Nacional Republicano. Pero por lo menos la mitad de los asientos estaban vacíos debido a que muchos delegados aguardaban las festividades de esta noche.

Los presentes dieron comienzo a la celebración entonando el himno nacional.

Lejos de la sala de convenciones algunos grupos aislados se habían congregado para protestar y tratar de obstaculizar la llegada de los delegados. Siete personas que protestaron por una escuela patrocinada por los militares en Georgia fueron arrestados frente a la alcaldía.

Los mensajes centrales de esta noche estaban a cargo de la esposa del gobernador de Texas, Laura Bush, y del general Colin Powell, uno de los astros del partido republicano. Se proponían hacer exhortaciones a las mujeres, las minorías y los moderados.

"Pienso que tenemos la oportunidad de decir algunas cosas sobre George que otra gente no sabe o no puede decir de él", comentó la señora Bush a la NBC.

Su marido también se disponía a presentarse esta noche a la Convención Nacional Republicana en un enlace por vía satélite desde su convoy motorizado que es esperado aquí el miércoles.

"¡Vamos camino de Filadelfia y de la victoria!", dijo ayer un entusiasta Bush a una manifestación en Ohio.

El vicegobernador de Texas, Rick Perry, formalizará la presentación de la candidatura de Bush, dijo el vocero de Perry, Eric Bearse. Si Bush gana la Casa Blanca, Perry pasaría a ser gobernador para cumplir el resto del período de Bush hasta el 2002.

Millares de globos rojos, blancos y azules colgaban de espaciosas redes bajo el cielo raso del First Union Center en anticipo a la aceptación formal de Bush el jueves.

Tres gigantescas pantallas de televisión estaban listas para proyectar las imágenes enormes de los oradores de la convención. El lema predominante era: "Para renovar el objetivo norteamericano. Juntos".

Las encuestas más recientes indican que Bush aventaja al candidato demócrata, el vicepresidente Al Gore, por 5 a 12 puntos de porcentaje. Una consulta de NBC News-Wall Street Journal difundida hoy da a Bush ventaja de 47-42 en una puja entre los dos candidatos, y de 44-38 si se tiene en cuenta a otros candidatos.

Los demócratas trataban de desinflar la chispeante burbuja del mensaje de sus rivales con avisos televisivos en 17 estados en que atacaron los antecedentes de votaciones conservadoras de Dick Cheney, compañero de fórmula de Bush.

Bush describió a su compañero vicepresidencial como "un hombre sólido, un hombre de integridad". Cheney también se defendió diciendo que ahora podría cambiar de opinión en tópicos que van desde el control de armas hasta los derechos de la mujer.

Los demócratas intensificaron sus ataques a Cheney. "Es difícil imaginar cómo alguien puede cambiar de opinión en todas esas cuestiones sin someterse a una lobotomía parcial", comentó Ed Rendell, copresidente del Comité Nacional Demócrata.

Los republicanos se jactaron de la unidad del partido. "Para nosotros es muy importante que haya unidad y una sensación de optimismo de ganar la Casa Blanca", dijo Gerald Parsky, titular de la delegación de California.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores