Brasileño mató a cinco familiares y tomó a hijos como rehenes

El agresor fue identificado como Otávio Rodrigues Oliveira, de 38 años, quien, según la policía de la localidad de Arcos, mató a tiros a su madre, un hermano, su esposa, su suegra y un cuñado.

31 de Julio de 2000 | 11:51 | EFE
BELO HORIZONTE.- Un jubilado que al parecer sufre problemas mentales asesinó hoy a cinco familiares, hirió a otro y se atrincheró con tres hijos como rehenes en su casa, en el estado brasileño de Minas Gerais, informó la Policía Militar.

El agresor fue identificado como Otávio Rodrigues Oliveira, de 38 años, quien, según la policía de la localidad de Arcos, mató a tiros a su madre, un hermano, su esposa -con quien estaba en proceso de separación-, su suegra y un cuñado, y dejó gravemente herido a otro cuñado.

Vecinos de Arcos, municipio ubicado 220 kilómetros al suroeste de Belo Horizonte, la capital de Minas Gerais, dijeron a medios locales que el hombre recibió una pensión de invalidez de Infraero -el instituto que administra los aeropuertos brasileños- porque sufre disturbios mentales, los cuales controla con fuertes dosis de medicinas.

Según las autoridades, Rodrigues Oliveira, quien al parecer está armado sólo con un revólver, llegó esta madrugada a la casa de su madre, Leopoldina Cándido de Mendonza, a quien asesinó junto con un hermano suyo, cuyo nombre no fue revelado.

Después de consumar el parricidio, el hombre se dirigió a la casa de su suegra, Terezinha Fernandes Dias, a quien también asesinó, y la misma suerte corrieron su esposa, María Cecilia Dias, quien dormía en la vivienda, y su cuñado Antonio Henrique Dias.

Otro cuñado, identificado como Daniel Dias, recibió varios disparos en distintas partes del cuerpo y fue ingresado en estado grave en un hospital de la vecina ciudad de Divinópolis.

Tras cometer la cadena de crímenes, Rodrigues Oliveira se dirigió a su casa, donde tomó como rehenes a sus propios hijos, cuyas edades no fueron reveladas, y amenaza con hacer explosionar un cilindro de gas propano si la policía trata de entrar por la fuerza en la vivienda.

La Policía Militar, que recibió refuerzos de Belo Horizonte, mantiene rodeada la casa y está negociando con Rodrigues Oliveira su entrega a las autoridades.

Después de varias horas de conversaciones, el hombre aceptó liberar a uno de sus hijos al mediodía de hoy, pero en la tarde aún mantenía a los otros dos como rehenes, indicó la policía.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores