Republicanos mantienen posición dura contra Cuba

Pese a divisiones en el partido sobre la mejor política hacia Cuba, el partido decidió que el embargo no se modifica mientras no se produzcan cambios democráticos en la isla.

01 de Agosto de 2000 | 16:42 | Reuters
FILADELFIA.- El Partido Republicano mantuvo su posición dura contra cualquier ablandamiento del embargo económico a Cuba en la plataforma electoral que fue adoptada esta semana al lanzar la candidatura oficial del gobernador George Bush de Texas a la Casa Blanca.

Pese a divisiones en el partido sobre la mejor política hacia Cuba, el partido decidió que el embargo no se modifica mientras no se produzcan cambios democráticos en la isla.

"Nuestras relaciones económicas y políticas cambiarán cuando el régimen cubano libere a todos los presos de conciencia, autorice las protestas pacíficas y permita la actividad política opositora y la libre expresión, y se comprometa con realizar elecciones democráticas", dice la plataforma para las elecciones del 7 de noviembre.

Un gobierno republicano aumentará activamente el apoyo estadounidense a los disidentes en Cuba, señala la plataforma.

También apoya la continuación de la transmición de noticias "objetivas y sin censura" a los cubanos por medio de Radio Martí y Televisión Martí, que son financiadas por el gobierno de Estados Unidos.

Por otra parte, los republicanos sostienen que Washington debe cumplir una ley de 1966 que brinda protección a los refugiados que abandonan la "tiranía comunista".

Según los actuales acuerdos migratorios entre Washington y La Habana, los balseros interceptados en el mar son devueltos a Cuba y no considerados refugiados, a menos que logren pisar tierra en Florida.

La plataforma es una victoria para los legisladores republicanos de origen cubano de La Florida, que quieren mantener el embargo contra el gobierno del presidente Fidel Castro.

Destacadas figuras republicanos, entre ellos los ex secretarios de Estado Henry Kissinger y George Shultz, afirman que ha llegado la hora de revisar el embargo impuesto hace cuatro décadas.

Las voces a favor de una revisión de la política hacia Cuba se han vuelto cada vez más numerosas dado la presión del sector agrícola estadounidense, que quiere vender alimentos a Cuba.

El Congreso estudia enmiendas que permitirían la venta de alimentos y medicinas, excluyendo estos rubros del embargo.

Dick Cheney, candidato a la vicepresidencia en la fórmula de Bush, es partidario de mantener el embargo, pese a que, como ejecutivo de una empresa petrolera hasta la semana pasada, abogaba en contra de las sanciones económicas unilaterales.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores