Barak en apuros: Levy abandona y el Parlamento le da la espalda

El primer ministro israelí, Ehud Barak, se hallaba en una situación comprometida el miércoles después de que el jefe de la diplomacia, David Levy, presentara su dimisión, y de que el Parlamento le asestara un duro golpe al iniciar un proceso de elecciones anticipadas.

02 de Agosto de 2000 | 10:19 |
JERUSALEN.- El primer ministro israelí, Ehud Barak, se hallaba en una situación comprometida el miércoles después de que el jefe de la diplomacia, David Levy, presentara su dimisión, y de que el Parlamento le asestara un duro golpe al iniciar un proceso de elecciones anticipadas.

El jefe del gobierno israelí se enfrenta a esas nuevas dificultades luego de que la retirada de tres partidos de su coalición gubernamental, entre ellos el ultraortodoxo Shass, a mediados de julio, le dejara sin mayoría en el parlamento y que los comentaristas consideraran inevitables las elecciones anticipadas.

Levy presentó su dimisión denunciando las "concesiones" hechas por Barak a los palestinos durante la cumbre de Camp David, que sin embargo finalizó el 25 de julio sin acuerdo.

"Por primera vez, un gobierno está dispuesto a dividir Jerusalén. No puedo seguir siendo ministro de Relaciones Exteriores y oponerme a la política del gobierno", dijo Levy, cuya dimisión entrará formalmente en vigor 48 horas después de presentada, durante una conferencia de prensa.

Poco después, Barak encajó un nuevo revés.

El Parlamento votó en lectura preliminar un proyecto de ley para celebrar elecciones anticipadas presentado por el Likud, la principal fuerza de derecha dirigida por Ariel Sharon. Levy votó a favor de esa propuesta.

El texto fue apoyado por una mayoría absoluta de 61 votos frente a 51 en contra y 6 abstenciones (entre los 120 diputados del parlamento unicameral), un resultado mejor de lo previsto por la oposición.

Barak dispone de un plazo de tres meses para intentar construir una nueva mayoría. El texto sobre las elecciones anticipadas no tendrá fuerza de ley hasta después de las tres lecturas previstas luego de las vacaciones parlamentarias de verano, a finales de octubre.

Barak intentó quitar importancia a esta derrota en el parlamento y a la renuncia de Levy.

"Las elecciones anticipadas son mucho menos inminentes de lo que parece porque el gobierno está lejos de haber agotado su potencial y no estoy seguro de que los diputados quieran regresar tan pronto ante los electores", aseguró.

Barak se declaró "desolado" por la dimisión de Levy. "Pero vamos a continuar con todas nuestras nuestras fuerzas en el camino de la paz, de la seguridad y de la prosperidad", aseguró.

El martes, el primer ministro había asegurado estar dipuesto a examinar todas las posibilidades para constituir "un gobierno de urgencia nacional lo más amplio posible".

"Si resulta imposible, estaremos todos unidos para hacer frente a las confrontaciones", había dicho en alusión a una eventual explosión de violencia en los territorios palestinos.

Ya el lunes, Barak sufrió otro duro golpe cuando el Parlamento eligió al candidato conservador a la presidencia del Estado, Moshe Katzav, frente a su candidato laborista Shimon Peres.

El lunes también logró salir airoso de dos mociones de censura de la derecha para protestar contra su política de paz con los palestinos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores