OMS denuncia guerra sucia de la industria tabacalera

En un informe basado en documentos de las tabacaleras estadounidenses (conocidos por decisión de la magistratura), la OMS afirma que las multinacionales maniobraron para infiltrarse en ella, desacreditarla y enemistarla con otros organismos de la ONU, con la prensa y con los científicos.

02 de Agosto de 2000 | 13:53 | ANSA
GINEBRA.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó hoy que las multinacionales tabacaleras hicieron una guerra sucia contra sus programas antitabaco.

En un informe basado en documentos de las tabacaleras estadounidenses (conocidos por decisión de la magistratura), la OMS afirma que las multinacionales maniobraron para infiltrarse en ella, desacreditarla y enemistarla con otros organismos de la ONU, con la prensa y con los científicos.

Las multinacionales no se limitaron a practicar el "lobbying", sino que financiaron casi siempre de modo invisible las operaciones de sabotaje contra la OMS, afirma el informe.

"Las tabacaleras consideraban que la OMS era uno de sus principales enemigos", dice el documento, el cual recuerda el "Boca Ratón Plan", elaborado por la Philip Morris a finales de los años 80 para luchar contra los adversarios del tabaco, comenzando por la misma OMS.

Según el documento, las tabacaleras casi siempre actuaron de modo subterráneo, escondiéndose detrás de organismos académicos y comerciales o recurriendo a expertos y científicos. Hubo casos, dice el documento, de "asesores de la OMS pagados para favorecer los intereses de la industria del tabaco".

Tras afirmar que las tabacaleras trataron de convencer a los países pobres de que el tabaquismo era problema de los países ricos, el documento sostiene que los incluso procuraron conseguir que la Organización de Alimentación y Agricultura (FAO) ponderara la importancia económica del tabaco.

Según los autores del documento, las tabacaleras cumplieron algunos actos de manipulación. El más reciente se remonta a 1998 y se refiere a un estudio sobre el humo pasivo llevado a cabo por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer.

La industria del tabaco, afirma el informe, gastó millones de dólares para alterar los resultados del estudio y reducir su impacto entre la población.

La Philip Morris criticó el documento de la OMS, negó algunas de sus afirmaciones y afirmó que muchos de los comportamientos que en él se describen están relegados al pasado.

La OMS, que inauguró hace poco las negociaciones para el primer Tratado Internacional contra el Tabaquismo, considera que el humo causa cada año cuatro millones de muertos en el mundo y calcula que esta cifra podrá ser de 10 millones en el 2020 si no se modifica la tendencia actual del consumo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores