Cheney fustigó a los demócratas y ensalzó a George W. Bush

El candidato vicepresidencial republicano Dick Cheney acusó al gobierno demócrata de desperdiciar las oportunidades de ayudar a los ciudadanos y prometió "grandes cambios" si George W. Bush es elegido presidente.

03 de Agosto de 2000 | 10:09 | AP
FILADELFIA.- El candidato vicepresidencial republicano Dick Cheney acusó al gobierno demócrata de desperdiciar las oportunidades de ayudar a los ciudadanos y prometió "grandes cambios" si George W. Bush es elegido presidente.

Cheney, que fue legislador durante seis períodos, secretario de defensa y ejecutivo en la industria petrolera, aceptó anoche la postulación vicepresidencial partidaria y abrió un nuevo capítulo en su vida política.

Censuró al Presidente Bill Clinton y al vicepresidente Al Gore por considerar que no han ayudado a los niños ni reformado la educación, por no apuntalar el sistema de seguridad social y por debilitar el poderío militar nacional.

Luego de afirmar que "la Casa Blanca ha tenido pocas miras" en los últimos ocho años, Cheney comparó la boleta republicana con Clinton y Gore. Este último recibirá la postulación demócrata durante este mes.

"Ellos harán acusaciones mientras nosotros presentaremos propuestas. Ellos ofrecerán más disertaciones, legalismos y desmentidas cuidadosamente redactadas", dijo Cheney para recibir una ovación. "Nosotros ofrecemos otra vía: un camino mejor... y una dosis estricta de la verdad".

Antes del discurso de anoche, Cheney no había asumido el papel de atacante, característico de la mayoría de los candidatos vicepresidenciales en las campañas. Pero anoche lanzó dardos contra Clinton y Gore.

"Todos estamos un poco cansados de la rutina Clinton-Gore", dijo Cheney. Y luego esgrimió la misma frase que Gore había usado en la campaña presidencial de 1992 contra el padre de Bush, entonces presidente: "Es hora de que se vayan".

El público coreó la frase repetidamente mientras elevaba los pulgares en señal de aprobación.

"Vinieron juntos", dijo Cheney refiriéndose a Clinton-Gore. "Que se vayan juntos".

El hermano del candidato presidencial, el gobernador de la Florida Jeb Bush, dijo hoy a NCB que Cheney "quizás se quitó los guantes blancos" en su discurso de anoche, pero afirmó que "no fueron invectivas; no denigró a nadie".

Cheney, que trabajó para tres presidentes, se presentó como un hombre de amplia experiencia. "He estado en compañía de líderes", afirmó, "y veo en nuestro candidato las calidades mentales anímicas que necesita nuestro país".
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores