Inesperadamente se agravó la crisis política en Ecuador

"No hay nada que mediar", dijo Susana González, elegida presidenta del congreso por el bloque de centroizquierda y populista, mientras el presidente encargado del otro congreso, Carlos Falquez, rechazó el ofrecimiento criticando lo que calificó de "una declaración muy tibia de Noboa".

04 de Agosto de 2000 | 16:53 | DPA
QUITO.- La crisis política de Ecuador se agravó hoy inesperadamente cuando los dos congresos que operan desde el martes -con autoridades, comisiones y tribunales- rechazaron fulminantemente la oferta de mediación hecha por el gobierno del Presidente Gustavo Noboa.

"No hay nada que mediar", dijo Susana González, elegida presidenta del congreso por el bloque de centroizquierda y populista, mientras el presidente encargado del otro congreso, Carlos Falquez, rechazó el ofrecimiento criticando lo que calificó de "una declaración muy tibia de Noboa".

No se sabe cuál será el próximo movimiento del gobierno, que había mantenido un desconcertante silencio hasta su oferta de mediación.

La oferta y sus inmediatos rechazos coincidieron con el comienzo de un feriado de tres días en Ecuador, por lo que los diputados de los dos sectores salieron entre anoche y esta madrugada (locales) del palacio legislativo, después de haber permanecido casi sesenta horas atrincherados en dos salas distintas.

La división, que mantiene a Ecuador en el limbo político, ocurrió en la sesión inaugural del nuevo período anual de sesiones, cuando el candidato del partido Socialcristiano, al que constitucionalmente le corresponde la presidencia del Congreso en este período, no logró los votos necesarios para su confirmación.

Ante la negativa socialcristiana a cambiar de candidato, el sector de centroizquierda y populista formó una nueva e inesperada mayoría y eligió presidenta del congreso a González, quien dos semanas antes se había desafiliado del partido Socialcristiano.

El centroderecha desconoció la elección de González y declaró que el presidente saliente, Juan José Pons, está en funciones prorrogadas "hasta que sea constitucional y legalmente reemplazado".

Atrapado entre dos fuerzas, el gobierno de Noboa -que carece de un bloque legislativo propio- pareció desbordado por los acontecimientos políticos, por lo que se limitó a efectuar tímidas exhortaciones al diálogo.

El rechazo a la oferta de mediación deja sin una salida visible a la crisis política, que estalló seis meses después de un imprevisto y tumultuoso cambio de gobierno, que incluyó un fracasado intento de golpe de Estado, el abandono del poder del presidente Jamil Mahuad y su relevo por el vicepresidente Gustavo Noboa.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores