Sangriento líder del IRA quiere la paz

Sean Kelly, miembro del Ejército Republicano Irlandés con uno de los historiales más sangrientos y que fue recientemente excarcelado en cumplimiento del acuerdo de Viernes Santo, asegura que sólo busca la paz en Irlanda del Norte. "Espero y rezo por que todo eso (las víctimas) haya terminado ya".

05 de Agosto de 2000 | 09:16 | EFE
BELFAST, Irlanda del Norte.- Sean Kelly, miembro del Ejército Republicano Irlandés (IRA) con uno de los historiales más sangrientos y que fue recientemente excarcelado en cumplimiento del acuerdo de Viernes Santo, asegura que sólo busca la paz en Irlanda del Norte.

En una entrevista al semanario "North Belfast News" publicada hoy, Kelly, de 28 años, dice que "todos somos víctimas, todos hemos sufrido, pero espero y rezo por que todo eso haya terminado ya".

Liberado de la cárcel de Maze (este del Ulster) a finales de julio pasado junto a otros 85 presos condenados por delitos de terrorismo, Kelly mató a diez personas al hacer estallar una bomba en una pescadería del barrio de Shankill Road, al oeste de Belfast.

Sean Kelly reconoce que se arrepiente de las muertes de esas personas, entre ellas su amigo Thomas Begley, que falleció en la explosión y que también fue víctima, puntualiza.

"He de aceptar que las familias de esas personas nunca me perdonarán. Pero honestamente fue un accidente y si pudiera hacer algo para cambiar lo que ocurrió, creedme, lo haría", afirma.

"Yo perdí a mi gran amigo Thomas Begley aquel día. Como otra gente que murió en la explosión, él también era el hijo de una madre", añadió.

Sus declaraciones han provocado, sin embargo, la furia entre quienes tuvieron que sufrir la muerte de familiares en aquel atentado, que "ellos sí que no llevaban en su corazón la idea de asesinar", dijo encolerizado Charlie Butler, que perdió entonces a tres seres queridos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores