ONU completó despliegue de fuerzas al sur del Líbano

Unos 400 soldados de la organización ocuparon 13 nuevos puestos a lo largo de los 100 kilómetros de frontera, como consecuencia de la aplicación de la resolución 425 del Consejo de Seguridad aprobada en marzo de 1978.

05 de Agosto de 2000 | 15:44 | DPA
BEIRUT.- Las fuerzas interinas de Naciones Unidas en el sur del Líbano (UNIFIL) finalizaron hoy su despliegue a lo largo de la frontera libanesa-israelí, aseguró hoy Daljeet Baga, un portavoz de la ONU en el lugar.

Baga explicó que unos 400 soldados de la ONU ocuparon 13 nuevos puestos a lo largo de los 100 kilómetros de frontera. La operación, que en un principio iba a finalizar el domingo, se llevó a cabo en pocas horas porque no se vio obstaculizada, agregó.

Asimismo, el portavoz agradeció a las autoridades libanesas y a la policía su ayuda a la hora de facilitar la misión de la ONU.

El Primer Ministro israelí, Ehud Barak, expresó su satisfacción con el despliegue de UNIFIL. Un portavoz afirmó en nombre de Barak que el dirigente israelí espera que este despliegue traiga "estabilidad y seguridad" y que garantice la calma en la frontera entre Israel y el Líbano.

Por su parte, el Líbano quiere desplegar sus propias fuerzas de seguridad en el sur del país. Según anunció hoy en Beirut el ministro del Interior, Michel Murr, 500 miembros de un cuerpo de elite y 500 pertenecientes a las Fuerzas de Seguridad Interna (ISF, por sus siglas en inglés) tomarán posiciones en la antigua "zona de seguridad" israelí en la madrugada del lunes.

El despliegue de UNIFIL se produce como consecuencia de la aplicación de la resolución 425 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, aprobada en marzo de 1978. Este contingente debía iniciar su misión tan pronto como Israel se replegara de la zona que había invadido en ese mismo año.

Las tropas de paz patrullarán la zona a pie, en vehículos militares o en helicóptero con el objetivo de mantener la seguridad en la frontera que separa el Líbano de Israel.

Los habitantes de la región, especialmente la población cristiana de zonas como el pueblo de Dibl, recibieron bien a las fuerzas de paz de UNIFIL. "Damos la bienvenida a UNIFIL y queremos la presencia del Ejército libanés", afirmó Ibrahim Issa mientras ofrecía vasos de limonada a las tropas de la ONU.

La guerrilla proiraní Hezbolá se hizo con el control de la zona fronteriza tras la retirada israelí del pasado 24 de mayo. Ayer no se encontraban sobre el terreno, y habían abandonado varios puestos de control recién establecidos.

El líder de Hezbolá, el jeque Hassan Nasrallah, declaró la semana pasada que UNIFIL sólo se desplegará "en las zonas acordadas con el gobierno libanés".

El lugarteniente de Nasrallah, el jeque Naeem, afirmó hoy que no considerará completo el despliegue de UNIFIL a no ser que éste incluya las granjas Shebaa. Líbano pide que en futuras conversaciones con Siria se hable de Shebaa, una región montañosa que Israel considera territorio sirio.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores