Dos sospechosos detenidos por atentado en Moscú

El subdirector del Servicio Federal de Seguridad (FSB), Vladímir Pronichev explicó que la policía y el FSB han interrogado a cerca de 500 ciudadanos, testigos presenciales o personas que podían aportar algún dato sobre la explosión.

09 de Agosto de 2000 | 03:20 | EFE
MOSCU.- Un total de siete personas murieron y 93 resultaron heridas por la explosión que el martes destruyó un subterráneo en Moscú, informaron hoy las autoridades rusas, que también comunicaron la detención de dos sospechosos.

De las víctimas, siete murieron en el lugar de la explosión (cinco mujeres y dos hombres), 59 fueron hospitalizadas y otros 34 resultaron heridas por cortes, contusiones y quemaduras ligeras que no necesitaron ser atendidas en un centro sanitario.

Entre los hospitalizados figuran al menos tres niños y también dos ciudadanos estadounidenses de origen ruso, informó el mando operativo a cargo de la investigación del suceso.

La explosión ocurrió en un paso subterráneo que atraviesa la avenida Tverskaya y junto a la concurrida plaza Pushkinskaya, a las seis de la tarde, cuando la gente salía de su trabajo o paseaba por este céntrico lugar de Moscú.

El subdirector del Servicio Federal de Seguridad (FSB), Vladímir Pronichev, dijo que se podía "afirmar con seguridad que se trató de un atentado".

Añadió que se ha detenido a dos sospechosos de estar relacionados con la colocación de la bomba.

Pronichev explicó también que la policía y el FSB han interrogado a cerca de 500 ciudadanos, testigos presenciales o personas que podían aportar algún dato sobre la explosión.

El subdirector del FSB no descartó la posibilidad de que se trate de un atentado cometido por una banda criminal relacionada con el separatismo chechén, pero subrayó que tampoco se excluyen otras posibilidades.

En este sentido, manifestó que se baraja también un posible ajuste de cuentas entre bandas locales como causa de ese atentado.

El representante presidencial para Chechenia, Serguéi Yastrzhembski, señaló que "no se puede excluir ninguna versión del acto terrorista, incluida la huella chechena".

El alcalde de Moscú, Yuri Luzhkov, declaró que "está clara la huella chechena" y no descartó que el suceso fomente "los ánimos antichechenes".

Subrayó, no obstante, que "no todos los chechenes son terroristas, es preciso distinguir a los canallas de la gente normal".

Según Pronichev, los expertos artificieros del FSB establecieron con exactitud el lugar del estallido del artefacto e indicaron que éste causó un hoyo de 40 centímetros de diámetro y diez centímetros de profundidad.

Otros expertos indicaron que la bomba (que no estaba cubierta de una carcasa para producir metralla) estalló a la altura de quince centímetros del suelo, posiblemente dentro de una bolsa o maletín que la transportaba.

La mayor parte de los fallecidos estaban a menos de dos metros del lugar de la explosión.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores