Joseph Lieberman: religión no interferirá con el deber

El acompañante de Al Gore para las elecciones presidenciales norteamercanas, Joseph Lieberman, afirmó que los compatriotas que voten por su opción lo harán por la opinión que tengan de él como persona y como candidato, y no por su religión.

09 de Agosto de 2000 | 09:47 | AP
Joseph Lieberman, candidato demócrata a la vicepresidenciaWASHINGTON.- El acompañante de Al Gore para las elecciones presidenciales norteamercanas, Joseph Lieberman, afirmó que los compatriotas que voten por su opción lo harán por la opinión que tengan de él como persona y como candidato, y no por su religión.

El candidato vicepresidencial demócrata, judío ortodoxo, desestimó ayer la idea de que el antisemitismo podría perjudicar las probabilidades de Al Gore de ganar la Casa Blanca.

"Yo no me engaño. Estoy seguro de que hay algunos antisemitas", dijo el senador por Connecticut. "Pero ustedes saben que el pueblo norteamericano es tan tolerante, tan abierto, que estoy convencido de que van a votar por mí o contra mí no sobre la base de mi religión, sino en base a como me juzguen como persona y si piensan que puedo hacer el trabajo".

Lieberman, el primer judío escogido para integrar la fórmula de uno de los dos grandes partidos políticos, describió su fe diciendo que mantiene una dieta "kosher" en su hogar y que respeta el Sabat, la tradicional jornada judía de descanso que va del anochecer del viernes al anochecer del sábado.

Pero se empeñó en asegurar a los votantes que sus obligaciones religiosas no interferirán con sus obligaciones como vicepresidente.

"Siempre pensé -y los rabinos me estimularon en esto y también la tradición judía- que cuando uno tiene una responsabilidad ante la gente que pueda proteger o promover su bienestar o sus vidas, entonces hay que hacerlo (ese trabajo)", dijo.

Por ejemplo, votó a favor de la resolución que declaró la guerra del golfo Pérsico en el Sabat.

Dijo que "no vacilaría ni un instante en estar allí, no solamente en una emergencia nacional, sino cuando fuere necesario para atender los intereses del pueblo de Estados Unidos".

Cuando se le preguntó si estaría predispuesto a favorecer a Israel en las negociaciones con los estados árabes, respondió que su "primera y primordial lealtad es, por supuesto, para Estados Unidos de Norteamérica". Agregó que, como senador, ha tenido relaciones estrechas con muchos líderes árabes, incluyendo el líder palestino Yasser Arafat.

En cuanto a la noción de que fue elegido para aportar una cuota de moralidad a la boleta demócrata, Lieberman respondió: "Conozco a este hombre (Gore) como una persona de extraordinarios valores y visión, comprometido a su familia y su fe, y si puedo ayudar al pueblo norteamericano a ver esa faceta suya, que es genuina, entonces me sentiré muy orgulloso sobre mi papel en la campaña".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores