Jefe antidrogas de EEUU viaja a Colombia para conversaciones

Colombia podrá usar la ayuda antidrogas de Estados Unidos para "seguridad en tierra", pero las fuerzas norteamericanas no se involucrarán en la lucha "interna" contra el cartel de la droga y los rebeldes, dijo hoy el zar estadounidense de la droga, Barry McCaffrey.

16 de Abril de 2013 | 14:57 |
MIAMI.- Colombia podrá usar la ayuda antidrogas de Estados Unidos para "seguridad en tierra", pero las fuerzas norteamericanas no se involucrarán en la lucha "interna" contra el cartel de la droga y los rebeldes, dijo el miércoles el zar estadounidense de la droga, Barry McCaffrey. McCaffrey reiteró el compromiso estadounidense de apoyar a Colombia en su lucha contra las drogas antes de dirigirse a Cartagena, donde sostendrá una reunión con el presidente Andrés Pastrana y otros funcionarios colombianos. En el encuentro se discutirán la mejor manera de implementar el plan de Colombia de 7.500 millones de dólares para combatir el narcotráfico. Estados Unidos otorgó en julio una ayuda sin precedente de 1.300 millones de dólares para Colombia. El paquete incluye 60 helicópteros, 18 sofisticados Black Hawk y 42 Huey, para desplegar batallones del ejército entrenados por Estados Unidos, en una ofensiva contra los traficantes y los rebeldes que protegen las plantaciones de droga en el sur de Colombia. "Pienso que le estamos dando a la policía y las fuerzas armadas la posibilidad de establecer la seguridad por tierra", dijo McCaffrey a periodistas, en una conferencia de prensa en Miami. "No hay posibilidad alguna de que las fuerzas armadas de Estados Unidos se involucren en el conflicto interno de Colombia", agregó. Los poderosos rebeldes izquierdistas de Colombia, que cuentan con unos 26.000 miembros, tienen el control de 50 por ciento del país y han condenado el paquete de ayuda de Washington calificándolo de contrainsurrección enmascarada como lucha antidroga. Los críticos han dicho que la ayuda arrastrará a Washington a una guerra al estilo de Vietnam. Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el ejército rebelde más grande del país, acusaron a Estados Unidos de suministrar al gobierno recursos para la guerra e instaron al presidente estadounidense, Bill Clinton, a respetar la soberanía nacional de Colombia. El congreso de Estados Unidos impuso un máximo de 500 soldados y 300 contratistas civiles en Colombia, pero la ley contiene una cláusula que da al presidente la libertad de exceder ese límite por 90 días, en caso de una "participación inminente" de las fuerzas armadas estadounidenses en las hostilidades. Para enfatizar el compromiso de Washington en la guerra contra las drogas, Clinton se propone visitar Colombia el próximo 30 de agosto, lo que lo convertirá en el primer presidente estadounidense en pisar el país desde George Bush en 1990. McCaffrey, acompañado por el subsecretario de Estado Thomas Pickering y el jefe del Comando Sur de Estados Unidos, general Charles Wilhelm, tenía previsto pasar un día en Colombia. El zar antidrogas dijo también que Colombia está en una "situación de emergencia" y que no debe ser aislada mientras lucha contra los rebeldes que controlan la mitad del país y perciben más de 500 millones de dólares al año por el tráfico de drogas. "Esas organizaciones criminales se han movido hacia áreas donde el gobierno perdió el control"', dijo. "Nosotros vamos a respaldar al gobierno" colombiano. McCaffrey, que apodó al tr fico de heroína y cocaína sudamericana como la mayor amenaza para la seguridad nacional estadounidense, dijo que 90 por ciento de la cocaína que se consume en Estados Unidos proviene de Colombia. Asimismo, elogió los esfuerzos tanto del gobierno de Pastrana como del pueblo colombiano para hacer frente a rebeldes poderosos que actúan con "impunidad" y están más fuertemente armados que el ejército y la policía. "El pueblo colombiano no se ha rendido", dijo. "Quiere democracia, no narcoinsurrección".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores