Gore y Lieberman concentran su campaña en estados del sur

Al Gore y Joseph Lieberman juraron hoy que disputarán vigorosamente el voto en el sur, inclinado hacia los republicanos, al promover la reforma del bienestar social y una economía regional en franca recuperación.

10 de Agosto de 2000 | 15:33 | AP
ATLANTA.- Al Gore y Joseph Lieberman juraron hoy que disputarán vigorosamente el voto en el sur, inclinado hacia los republicanos, al promover la reforma del bienestar social y una economía regional en franca recuperación.

"Voy a decirles de qué se trata esta lucha: trata de la economía", dijo Gore. "En lugar de una recesión de tres dígitos hemos visto la triplicación de la Bolsa en los últimos ocho años".

En un discurso fogoso, se burló de los republicanos y su insinuación de que el presidente Bill Clinton "se ha dejado llevar por la inercia".

"Si eso es dejarse llevar por la inercia, hagámoslo los próximos cuatro años", dijo Gore.

Al binomio demócrata se unieron cuatro gobernadores sureños que según los estrategas de Gore ofrecen una guía para el éxito.

"Hemos impuesto límites de tiempo (a los beneficios del bienestar social) y hemos exigido que (los beneficiarios) trabajen", dijo Gore en palabras que suelen ofuscar a los liberales, pero ganan votos en el sur conservador. "Hemos pasado a millones de personas del bienestar social a los puestos de trabajo, y hemos dado a la gente más que un cheque: les hemos devuelto su orgullo personal".

Gore observó que Estados Unidos tiene ahora la cifra mínima de beneficiarios del bienestar social -6,6 millones de personas- desde 1968, y prometió que continuaría con sus iniciativas al respecto.

Los gobernadores que asistieron a la reunión de hoy fueron Don Siegelman de Alabama, Paul Patton de Kentucky, James Hunt de Carolina del Norte y Roy Barnes de Georgia.

La campaña del candidato republicano George W. Bush fue veloz en su réplica.

"El gobierno Clinton-Gore se opuso siempre a todo tipo de reforma del sistema de bienestar social y sólo la firmó por temor a una reacción adversa en las elecciones de 1996. Aunque Gore la firmó, su papel fue escaso o nulo: miraba en silencio desde fuera del campo de juego", dijo Dan Bartlett, vocero de Bush.

Ahora que las perspectivas favorecen a Bush en la región, Gore podría obtener ventajas al obligarlo a gastar valioso tiempo y dinero en el sur.

Ayer, el binomio demócrata dio algunas explicaciones en cuestiones relativas al aborto y otras diferencias.

Lieberman ha dicho que favorece medidas que requieran consentimiento paterno para el aborto de una menor, siempre y cuando se otorgue a la menor la alternativa de procurar la aprobación de un tribunal.

Gore, que tiene una posición más firme en favor del derecho al aborto, dijo que podría respaldar algún tipo de ley que requiera notificar a un padre antes del aborto de una menor, pero agregó que no ha visto versión alguna que le parezca viable.

"Si hay alguna fórmula que brinde a las menores de cierta edad una serie de medidas de seguridad viables, yo estaría dispuesto a considerarla y a estudiarla", dijo Gore. "Pero no la he visto".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores