Senador argentino reconoció a Olivera como su torturador

El legislador peronista José Luis Gioja dijo que las torturas, durante el gobierno militar argentino, fueron aplicadas "hasta dejarnos exhaustos", en relación a la detención en Roma del mayor retirado Jorge Olivera, quien supuestamente habría sido uno de los autores del abuso denunciado por el parlamentario.

11 de Agosto de 2000 | 11:11 | AFPO
BUENOS AIRES- El senador argentino José Luis Gioja denunció haber sido torturado por el mayor retirado Jorge Olivera, detenido en Roma a pedido de la justicia francesa.

Las torturas, durante el gobierno militar argentino (1976/83) fueron aplicadas "hasta dejarnos exhaustos", dijo el parlamentario peronista (oposición) en un testimonio publicado este viernes por el matutino Página/12.

Gioja estuvo detenido en un centro clandestino de la provincia de San Juan (noroeste), precisamente donde desapareció en 1976 la ciudadana franco-argentina Anne-Marie Erize Tisseau, cuyo caso motivó de la detención de Olivera el pasado domingo en el aeropuerto de Fiumicino.

"Olivera formaba parte de un grupo de tenientes y subtenientes que nos interrogaban y nos torturaban hasta dejarnos exhaustos. Después nos daban bebidas alcohólicas para que nos recuperáramos", expresó Gioja al matutino.

Durante la dictadura, el actual senador fue detenido por la Policía Federal mientras trabajaba como ingeniero en el Instituto Provincial de Vivienda de San Juan.

Gioja incluyó en el grupo de torturadores, además de Olivera, al actual teniente coronel Luis Malatto, titular de Relaciones Humanas de la Brigada de Montaña de Mendoza (oeste), y al coronel en actividad Daniel Cardozo, todos beneficiados por las leyes de amnistía promulgadas en 1987.

El legislador, que no aprobó el pedido de ascenso para Cardozo enviado al Senado este año por el Presidente Fernando de la Rúa, explicó que "había decidido no recordar todo esto nunca más, para no odiar", pero que cambió de idea "porque me enfermó la cantidad de mentiras que dijo la mujer de Olivera en la televisión".

Agregó que "no es posible que ahora este asesino y torturador aparezca como un mártir de la patria que defiende a la Argentina de Margaret Thatcher", en alusión a la reciente presentación que hizo Olivera como abogado en un tribunal de Estrasburgo por el hundimiento durante la guerra de Malvinas de 1982 del crucero argentino "General Belgrano".

Subrayó que "estos tipos nunca pelearon contra nadie", y que "con los únicos que peleó Olivera fue con nosotros cuando estábamos atados y amordazados".

Gioja recomendó por último que "tenemos que acordarnos de esto commo país no para tener odio y rencor, sino para no volver a cometer los mismos errores del pasado y que nuestra juventud no tenga que vivir ésto nunca más".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores