Cachemiros amenazan con una nueva campaña de terror

Un grupo militante de Cachemira, que puso fin a una tregua con las tropas indias, advirtió hoy viernes que realizará más ataques en el futuro próximo, peores que el horrible atentado con un coche-bomba que mató a 10 personas ayer.

11 de Agosto de 2000 | 12:25 | AP
ISLAMABAD.- Un grupo militante de Cachemira, que puso fin a una tregua con las tropas indias, advirtió hoy que realizará más ataques en el futuro próximo, peores que el horrible atentado con un coche-bomba que mató a 10 personas ayer.

Salim Hashmi, vocero de Hezb-ul Mujahedeen dijo que ese fue el primer ataque en una campaña de terror que su grupo lanzará contra tropas indias tanto en Cachemira, gobernada por los indios, como en otras partes de India.

"En el futuro próximo, si India no entiende nuestra demanda nosotros contestaremos con una serie de ataques contra instalaciones militares indias en el territorio ocupado de Cachemira y en territorios de India".

Hezb-ul Mujahedeen se atribuyó la responsabilidad por el atentado de ayer en la capital de Cachemira, dominada por India. Nueve policías y un fotoperiodistas murieron. Otras 20 personas resultaron lesionadas, algunas de ellas de gravedad.

El ataque comenzó con la explosión de una granada, que atrajo a la multitud, gran parte de la cual murió cuando un coche-bomba explotó unos 10 minutos después.

"Nuestro objetivo eran las fuerzas de seguridad, no los civiles", dijo Hashmi. Pero el coche-bomba se encontraba en el corazón de Srinagar, fuera de un concurrido banco.

El mes pasado Hezb-ul Mujahedeen ofreció a India una tregua de tres meses demandando que dicho país pusiera fin a los abusos a los derechos humanos en el territorio disputado de Cachemira y que detuviera los ataques contra los militantes.

India aceptó la oferta para sostener conversaciones, pero vacilaba sobre su naturaleza cuando Hezb-ul Mujahedeen agregó a su lista de demandas la inclusión de Pakistán en las conversaciones de paz. India se rehusó.

El grupo rompió la tregua el martes, y dos días después perpetró el ataque con el coche bomba.

Aunque Pakistán condenó el atentado, India lo acusó de sabotear la tregua y de armar, entrenar y financiar a militantes musulmanes durante los pasados 11 años para obtener la independencia de la Cachemira india o la unión a la nación islámica de Pakistán.

Pakistán niega los cargos pero declara que se siente identificado con los militantes de Cachemira, a quienes denomina luchadores de la libertad.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores