Riesgo de asfixia en submarino ruso varado al fondo del mar

La nave, se hallaba en operaciones en el mar de Barents, en aguas del Océano Artico, tiene una vía de agua que inundó los compartimentos de proa y una avería eléctrica que amenaza con dejar sin oxígeno a la tripulación.

14 de Agosto de 2000 | 06:45 | AFP
MOSCU.- El submarino nuclear ruso "Kursk", varado en el fondo del mar de Barents, tiene una vía de agua que inundó los compartimentos de proa y una avería eléctrica que amenaza con dejar sin oxígeno a la tripulación, informó este lunes la televisión NTV citando fuentes militares.

"El Kursk", submarino a propulsión nuclear de la flota rusa, sufre problemas técnicos y se encuentra varado en el fondo del mar de Barents, al noroeste de Rusia, había informado el lunes en la mañana un portavoz de la marina.

La nave cuenta con una tripulación de 107 hombres y un armamento de 24 misiles a bordo, informó la marina.

No hay armamento nuclear a bordo, según dijo el servicio de prensa de la marina rusa a la AFP.

El nivel de radiaciones se encuentra dentro de las normas, según la misma fuente.

La vía de agua se produjo a nivel de un lanzador de torpedos cuando el submarino, que participaba en unas maniobras de la flota del Norte en el mar de Barents, intentó lanzar un torpedo. El agua inundó los compartimentos de proa, que tuvieron que ser sellados.

Según la marina citada por agencias rusas, el submarino perdió súbitamente contacto con el mando.

El contacto fue restablecido poco después y la tripulación pudo dar cuenta de la avería y de la localización del submarino.

Según NTV, las funciones del reactor nuclear que sirve para la propulsión del submarino fueron restringidas, obligando al submarino a posarse en el fondo.

Varios navíos militares se trasladaron a la zona donde se encuentra el submarino y están en contacto con la tripulación.

Según Itar-Tass, la tripulación de este sumergible, que es de los más modernos de la marina rusa, puede llegar hasta 130 hombres.

El "Kursk", submarino de la clase Oscar según la clasificación de la OTAN, entró en servicio en 1995 y tiene una autonomía de 120 días en inmersión a una profundidad máxima de 500 metros, según la agencia.

La marina rusa se esfuerza por llevar a cabo regularmente maniobras a pesar de los graves problemas de financiación que afectan a las fuerzas armadas desde el desmoronamiento de la URSS, en 1991.

El número de submarinos nucleares activos se redujo a un tercio en los últimos diez años, mientras que las sumas destinadas al mantenimiento de la flota sólo llegaban al 10% del presupuesto necesario, informó recientemente el Estado mayor.

El Presidente ruso Vladimir Putin declaró el viernes, durante una reunión del Consejo de Seguridad, que Rusia deberá reformar sus fuerzas armadas en función de sus posibilidades económicas.

En los últimos años, los submarinos nucleares rusos se han visto implicados en numerosos incidentes.

En mayo de 1998, también en el mar de Barents, un submarino con misiles nucleares sufrió una avería grave. Según la prensa, se estuvo al borde de la catástrofe.

En enero del mismo año, una avería provocó la muerte de un marino a bordo de un submarino de propulsión nuclear de la flota del Norte.

El 7 de abril de 1989, un submarino soviético de propulsión nuclear, el "Komsomolets", naufragó en las costas de Noruega, causando 42 muertos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores