Gobierno argentino teme "desastre" social si no hay reactivación

La ministra de desarrollo social argentina, Graciela Fernández Meijide, admitió hoy que si no se produce una reactivación de la economía, en recesión hace dos años, podría sobrevenir "un desastre" social, acosada por elevado desempleo y crecientes niveles de pobreza.

14 de Agosto de 2000 | 11:51 | AP
BUENOS AIRES.- La ministra de desarrollo social, Graciela Fernández Meijide, admitió hoy que si no se produce una reactivación de la economía, en recesión hace dos años, podría sobrevenir "un desastre" social en la Argentina, acosada por elevado desempleo y crecientes niveles de pobreza.

La admisión de Fernández Meijide se produjo poco después de que la Iglesia Católica, a través de su titular de Pastoral Social, cardenal Raúl Primatesta, dijera que no se advierten "caminos consistentes y seguros" para salir de la actual crisis, en velada crítica a los programas del Presidente Fernando de la Rúa.

Fernández Meijide sostuvo hoy que las palabras del cardenal Primatesta "son demasiado dramáticas" pero reconoció que "si no se produjera reactivación económica, realmente podría ocurrir un desastre".

La ministra, dirigente del centroizquierdista Frente del País Solidario (FREPASO), que forma la Alianza gobernante con la Unión Cívica Radical (UCR) de De la Rúa, expresó ante la prensa que "evidentemente es más difícil salir de la recesión que de la hiperinflación".

"El gobierno está haciendo todo lo que puede, pero también existen responsabilidades con respecto a los industriales, empresarios y a la dirigencia social", expresó Meijide.

"Cada uno sabe qué tiene que hacer y qué esfuerzos extremar. Estoy segura de la responsabilidad del Estado, pero también sé que ningún sector solo revierte las consecuencias de más de dos años de recesión".

El tema de la reactivación económica ha provocado un debate en el seno del propio gobierno. Mientras De la Rúa parece respaldar el criterio de su ministro de Economía, José Luis Machinea, de que la economía crecerá por impulsos del sector privado, si se le ofrecen marcos de solvencia y seguridad, otro sector oficial reclama urgentes políticas "activas" del gobierno.

Machinea puso en vigor severos programas de austeridad fiscal, con aumento de impuestos y recortes presupuestarios, incluyendo rebaja de sueldos a agentes estatales.

Con ellos puso en orden las cuentas fiscales, heredadas en diciembre con un elevado déficit del anterior gobierno del ex presidente peronista Carlos Menem. Pero aunque existen algunos signos de reactivación, la población no los advierte ni tampoco han producido aumentos del empleo y el consumo.

Las medidas gubernamentales, en cambio, desencadenaron una ola de protestas sindicales, con huelgas generales y paros parciales, mientras las encuestas indican que el alto grado de aceptación pública de que disfrutaba el gobierno hasta marzo, ha comenzado a diluirse rápidamente.

El economista conservador Daniel Artana formuló hoy un pronóstico poco tranquilizador, ya que anticipó que durante el segundo semestre del año la actividad económica "continuará estancada", pese a que la Argentina "tiene capacidad de recuperación".

"Lo que tenía que venir de afuera, no vino, como una suba en los precios de exportación o una mejor situación cambiaria. Es cierto que está un poco mejor el clima hacia los países emergentes, pero en el exterior existe una actitud más pesimista respecto de la Argentina".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores