Rebeldes filipinos liberan a rehén

La organización islámica Abu Sayyaf, que lucha por la creación de un Estado musulmán independiente en el sur de Filipinas, aún mantiene más de una decena de rehenes en la isla de Jolo, los que se espera sean liberados en el transcurso de la semana.

16 de Agosto de 2000 | 06:04 | DPA
JOLO.- La organización rebelde islámica Abu Sayyaf puso hoy en libertad a una filipina que formaba parte del grupo de 17 rehenes retenidos por los extremistas en la isla de Jolo, en el sur de Filipinas.

La mujer, Lucrecia Dablo, cocinera de un hotel, fue entregada a un emisario del gobierno filipino en Jolo, isla situada a unos mil kilómetros al sur de la capital Manila. Aún no se sabe si la filipina fue liberada a cambio de un rescate.

La rehén liberada lloraba cuando abandonó, en medio de un fuerte aguacero, el escondite del grupo rebelde en la selva de Jolo. "Creí que era un sueño. Me estoy yendo a casa", declaró Dablo, originaria de la ciudad de Pagadian, en el sur de Filipinas.

Junto con otras 20 personas, en su mayoría turistas occidentales, Dablo fue secuestrada el pasado 23 de abril en la isla turística de Sipadán, en Malasia, desde donde los secuestradores llevaron a los rehenes en lanchas a la isla de Jolo.

La mujer filipina recobró su libertad luego de que el mediador libio Rayab Azzaruk se entrevistara con los jefes rebeldes "comandante Robot" y Muyib Susukan en una mezquita en el pueblo de Bandang.

El negociador del gobierno filipino, Roberto Aventajado, quien también se había trasladado a la isla de Jolo, manifestó su confianza de que los demás rehenes serán liberados en el transcurso de esta semana.

Los guerrilleros islámicos, que luchan por la creación de un Estado musulmán independiente en el sur de Filipinas, ya habían liberado semanas atrás a seis malasios, una mujer alemana, que estaba delicada de salud, dos periodistas filipinos y un reportero alemán, a cambio de un rescate de 5,5 millones de dólares.

La liberación de los secuestrados, entre los cuales hay dos alemanes, dos franceses, dos finlandeses, dos sudafricanos y una mujer franco-libanesa, así como tres malasios y un filipino, al parecer se ha retrasado debido al temor del grupo rebelde a que el Ejército filipino lanzara una ofensiva contra su lugar de refugio.

Aventajado le aseguró al "comandante Robot" que no habría movimientos de tropas en la región. Sin embargo, un vocero militar informó que dos batallones de la Marina se desplazaron ayer a la isla, mientras que varios carros del Ejército han ocupado posiciones en las aldeas de Samak y Bandang, donde están acampados los rebeldes.

En el aeropuerto de Manila se encuentra esperando desde el pasado lunes un avión libio, enviado por el Presidente Muammar Gaddafi, para llevar a los rehenes liberados a Trípoli, la capital de Libia, donde serían entregados a representantes de sus países de origen.

Según versiones oficialmente desmentidas, Libia ha ofrecido pagar 25 millones de dólares para conseguir la liberación de todos los rehenes que aún permanecen en poder del grupo rebelde.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores