Continúan las reuniones familiares en ambas Coreas

En las visitas de hoy miércoles muchas de las familias mostraban fotografías y entregaban regalos a sus parientes para expresarles su alegría, aunque la mayoría de ellas tenía suficiente motivo de júbilo con poder estar sentados unos al lado de los otros.

16 de Agosto de 2000 | 10:47 | EFE
Extrema alegría existe en ciudadanos coreanos por el reencuentro con sus familiares al otro lado de fronteraSEUL.- Las familias coreanas separadas por la frontera entre el Norte y el Sur se reunieron hoy miércoles en privado con sus familiares y visitaron después varios centros culturales y de esparcimiento en Seúl, informaron fuentes oficiales.

En las reuniones de hoy muchas de las familias mostraban fotografías y entregaban regalos a sus parientes para expresarles su alegría, aunque la mayoría de ellas tenía suficiente motivo de júbilo con poder estar sentados unos al lado de los otros.

"Que llegue pronto el día de la reunificación para que podamos vivir como hermanos cuanto antes", declaró Ryu Ryul, un lingúista norcoreano de 82 años que pudo reencontrarse con su hija y otros parientes en un hotel de la capital surcoreana.

Un poeta norcoreano de 64 años se lamentaba con sus hermanos mayores, ante una vieja fotografía de su madre fallecida hace 16 años, de que ésta no hubiera vivido lo suficiente para volver a verle.

En varios casos, la avanzada edad de los familiares impidió que se reconocieran mutuamente tras ser presentados, después de una separación de casi cincuenta años.

Tras ver las imágenes de los conmovedores encuentros de ayer, el Presidente de Corea del Sur, Kim Dae Jung, declaró que las reuniones deben convertirse en "la base para que la reconciliación y la confianza entre los dos pueblos nos lleve al camino de la reunificación".

Los encuentros de estos días se celebran entre importantes medidas de seguridad y supervisados por funcionarios de ambas Coreas para evitar cualquier incidente político o deserciones, por lo que se ha impedido a los familiares desplazados visitar sus antiguos hogares o las tumbas de sus antepasados.

Según la prensa surcoreana, las reuniones de familiares son el primer gran gesto de buena voluntad de los gobiernos de Seúl y Pyongyang del que se benefician ambos pueblos, aunque por ahora solo haya afectado directamente a 200 personas.

El diario "Jungang Ilbo" dedicó su editorial a los emocionantes encuentros de ayer que, según el rotativo, "son una muestra de por qué tienen que reconciliarse y colaborar las dos Coreas".

Otros analistas insisten en que la meta final de las reuniones debe ser mostrar la convivencia que podría existir si se permitiera la libre visita de las familias separadas a ambos lados de la frontera.

La península de Corea quedó dividida en dos regímenes antagónicos, uno capitalista al Sur y otro comunista al Norte, al término de la guerra civil que vivió este país (1950-1953) y que terminó en un armisticio firmado en julio de ese año.

La división nacional afectó a unos 10 millones de personas, que quedaron desde entonces separadas de sus parientes sin apenas oportunidad de volverse a ver.

Los líderes de Corea del Sur y del Norte se comprometieron a fomentar las reuniones de familiares en la histórica declaración de Pyongyang del pasado 14 de junio, y éstas se concretaron a fines de ese mes tras un encuentro de las sociedades de la Cruz Roja coreanas en el monte Kumgang, en territorio norcoreano.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores