Gobierno español considera errada la actitud del partido vasco

El ejecutivo encabezado por José María Aznar consideró que la actitud del Partido Nacionalista Vasco (PNV, en el Gobierno regional del País Vasco) "ha sido enormemente grave para luchar más eficazmente contra el terrorismo" de la banda ETA.

16 de Agosto de 2000 | 12:12 | EFE
MADRID.- El gobierno español considera que la actitud del Partido Nacionalista Vasco (PNV, en el Gobierno regional del País Vasco) "ha sido enormemente grave para luchar más eficazmente contra el terrorismo" de la banda ETA.

El vicepresidente primero del Gobierno español, Mariano Rajoy, estimó hoy miércoles en una entrevista con EFE "de responsabilidad, dignidad y principios plantear una alternativa a un partido "cuyo apoyo es el brazo político de una organización terrorista", en referencia a la coalición independentista Euskal Herritarrok (EH).

Desde las elecciones regionales de 1998, el PNV gobierna en el País Vasco con el apoyo de los también nacionalistas de Eusko Alkartasuna (EA) y a principios de este año, cuando la banda terrorista ETA reanudó su actividad armada tras casi año y medio de tregua, dejó en suspenso el acuerdo de colaboración que tenía con EH.

El PNV mantiene, no obstante, acuerdos con esa coalición en algunos ayuntamientos del País Vasco y ha rechazado abandonar el proyecto independentista del Pacto de Estella, firmado hace casi dos años por nacionalistas e independentistas de esa región del norte español.

En la entrevista, Rajoy aseguró que el Ejecutivo de José María Aznar no está "satisfecho" con la labor de la policía autónoma vasca, "que tiene a su cargo el orden público y es un hecho que no cumplen con su obligación de manera diligente", y señaló que "la responsabilidad es del Gobierno vasco".

"No es normal -dijo- que haya personas que puedan quemar autobuses (18 en los últimos días) y lanzar cocteles molotov contra bienes de particulares y de bancos".

Aludía así el vicepresidente primero del Gobierno a las acciones de violencia callejera que protagonizan jóvenes radicales vascos próximos a la organización terrorista contra bienes públicos y privados en el País Vasco.

Mariano Rajoy señaló que "en cualquier otra ciudad española, esas personas serían detenidas, puestas a disposición judicial y lo normal es que ingresasen en prisión".

Sostuvo el vicepresidente que la solución a la situación en el País Vasco es que haya un Gobierno vasco "distinto", formado por quienes "defienden valores no ya democráticos, sino propios de la sociedades con sentido de la moral y la dignidad".

Apuntó que "lo auténticamente antidemocrático y lo auténticamente peligroso es que (en el País Vasco) no pudiera gobernar nadie más que el PNV".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores