Al Gore se distancia de la figura de Clinton

El vicepresidente norteamericano prometió esta noche una nación "más justa y más próspera" al aceptar la candidatura a la presidencia por el Partido Demócrata, una empresa que, según dijo, espera conducirla con éxito apelando a sus propios méritos personales.

17 de Agosto de 2000 | 19:23 | AP
Al Gore aceptó ser candidato a la presidencia por el Partido DemócrataLOS ANGELES.- Al Gore prometió esta noche una nación "más justa y más próspera" al aceptar la candidatura a la presidencia por el Partido Demócrata, una empresa que, según dijo, espera conducirla con éxito apelando a sus propios méritos personales.

Gore, de 52 años, que ejerció el cargo de vicepresidente durante los últimos ocho años, trató así de sacudirse de la sombra del Presidente Bill Clinton que, según observadores, lo perseguirá durante toda la campaña para las elecciones de noviembre.

"Quiero que todos ustedes lo sepan", dijo Gore ante los asistentes a la convención nacional del partido, en una transmisión nacional de televisión. "No apoyaré grandes incentivo tributarios para los ricos a expensas de los demás y echar a perder así nuestra buena economía".


Indicó que "en nuestra democracia, el futuro no es algo que nos pasa a todos; es algo que todos hacemos que nos pase, juntos".

Gore aprovechó la oportunidad para tratar de forjar una identidad propia y persuadir a los votantes que mantendrá la actual prosperidad de la nación. Su discurso fue el acto final de la convención de 4 días, que ha costado, según analistas, unos 62 millones de dólares.

La convención del Partido Republicano, que nominó hace dos semanas al gobernador de Texas George W. Bush como su candidato presidencial, costó más o menos la misma suma.

"Estamos entrando a una nueva era. Estamos eligiendo un nuevo presidente. Y estoy aquí esta noche por lo que valgo personalmente", dijo Gore. "Y quiero que todos me conozcan por quien realmente soy".

El Presidente Bill Clinton estaba en la Casa Blanca a 5.000 kilómetros de distancia, cuando Gore subió al podio. Pero su sombra se hizo sentir en la última noche de la convención, al conocerse que se había integrado un nuevo jurado federal para escuchar evidencias contra él en el caso del escándalo Monica Lewinsky.

"No es apropiado que se haga ese tipo de anuncio en el día en que el vicepresidente va a aceptar la nominación presidencial demócrata"', dijo la principal estratega de Bush, Karen Hughes. "Esta elección no es acerca del pasado, sino del futuro".

Gore tiene ante sí una dura tarea. La mayoría de las encuestas mostraban que al dúo republicano de George W. Bush y Dick Cheney con una ventaja de alrededor de 10 por ciento. Y algunos demócratas se quejaron en privado que en los primeros días de la convención no habían satisfecho sus esperanzas, toda vez que la campaña de Gore se esforzó en asegurarse el apoyo de importantes sectores del partido, como negros y liberales.

En fragmentos de su discurso, Gore delineó una agenda de temas que él confía borrará la ventaja de Bush en los sondeos.

Dijo que el superávit del presupuesto federal hace posible "una amplia gama de reducciones de impuestos para familias trabajadoras. No solamente para ayudarles a ahorrar para la universidad, sino a pagar por el seguro médico o el cuidado a sus hijos. ... reformar el impuesto a la propiedad ... y poner fin al impuesto a los matrimonios - de la forma apropiada".

En una crítica a Bush y los republicanos en el Congreso, Gore declaró: "Voy a serles claro. No voy a aprobar una disminución enorme de los impuestos para los ricos a costa de todos los demás y de paso afectar la economía".

Gore apeló al voto de los estadounidenses, particularmente los jóvenes, "sobre los pilares de un mejor país, más justo y próspero en el que todos formaremos parte".

Sus simpatizantes confiaban que los estadounidenses podrían distanciar a Gore de su actual condición de vicepresidente.

El programa de la cuarta y última noche de la convención incluyó una serie de discursos elaborados para darle realce a la biografía de Gore, desde su niñez en el pueblo de Carthage en el estado de Tennessee, a su carrera universitaria en Harvard, su servicio militar en Vietnam hasta su breve trabajo como reportero.

Gore se incorporó a la política en 1976, ganando un escaño a la Cámara de Representantes, luego el Senado y, finalmente en 1992, la vicepresidencia.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores