Equipos internacionales hacen últimos intento en rescate del submarino

Según funcionarios de la Marina rusa las operaciones de rescate del submarino "Kursk" continuarán por lo menos hasta hoy, sin embargo el énfasis de la operación se ha volcado en encontrar las causas del hundimiento.

20 de Agosto de 2000 | 09:41 | Associated Press
MOSCU.- Buzos noruegos examinaban hoy el submarino atómico ruso, en un intento por lograr acceso al interior de la destruida nave después que un examen inicial indicaba que la escotilla de escape estaba severamente dañada, dijeron funcionarios.

Un equipo de rescate británico esperaba en la superficie mientras los buzos examinaban el casco del "Kursk", golpeando a un costado para ver si aún había aire en el interior. Se podría tomar alguna decisión esta tarde después de sumergir al minisubmarino británico LR5.

"La tarea de rescate se realiza con toda intensidad", dijo el capitán Igor Dygalo, vocero de la Marina rusa.

Al preguntársele si sería posible poder ingresar hoy al "Kursk", Dygalo respondió que "se mantiene la esperanza". "El buen clima en el área está permitiendo que se realicen las operaciones", agregó.

La marina rusa ha descartado, virtualmente, toda esperanza de que los miembros de la tripulación del "Kursk" estén vivos. Las autoridades dijeron ayer que muchos de los tripulantes murieron el 12 de agosto cuando una potente explosión destruyó al "Kursk" y los pocos sobrevientes casi con certeza se habrían ahogado en el fondo del mar.

Los buzos, que trabajaban a una profundidad de 108 metros, se desplazaban con letitud debido a la profundidad y condiciones difíciles alrededor del submarino "Kursk", dijeron los funcionarios navales. Cada buzo tomaba varios horas, agregaron.

Al parecer es la primera vez que los buzos descienden hasta el "Kursk" desde que comenzaron los esfuerzos de rescate hace una semana. Las cápsulas rusas de escape trataron de llegar infructuosamente hasta el "Kursk", pero la marina rusa al parecer no contaba con buzos especializados.

Un cámara de video noruega fue llevada en el descenso para examinar el casco y estudió el agua para detectar posible fuga radiactiva de los dos reactores atómicos que llevaba el "Kursk", dijeron los funcionarios.

Los funcionarios rusos dijeron que las operaciones de rescate continuarían por lo menos hasta hoy, pero indicaron que el énfasis se estaba volcando en hallar la causa de la tragedia del "Kursk", uno de los submarinos más nuevos y de mayor potencia de su flota.

El vicealmirante Mikhail Motsak dijo hoy que los pocos sobrevivientes se habrían ahogado al llenarse de agua el submarino.

"La gran mayoría de la tripulación murió en los primeros dos minutos del desastre... incluidos los que eran responsables del comando de la nave", señaló ayer el viceprimer ministro Ilia Klebanov a los periodistas.

Muchos rusos opinaron que la ayuda occidental era demasiado tardía para contribuir en algo, y expresaron su disgusto sobre la manera en que el gobierno del presidente Vladimir Putin había manejado el esfuerzo de rescate, al tomar tanto tiempo para pedir ayuda extranjera. Moscú se negó por varios días aceptar la ayuda foránea.

El anuncio de Moscú de que la tripulación casi con certeza había muerto, en momentos en que el equipo de rescate británico llegaba ayer, podría ser visto como un intento de las autoridades rusas de demostrar que los equipos occidentales no podrán hacer nada.

Los esfuerzos de los rusos de llegar hasta el "Kursk" fueron frustrados por la fuerza de las corrientes y la falta de visibilidad en el lecho submarino.

Una comisión gubernamental que investiga el desastre dijo hoy que el "Kursk" sufrió una explosión masiva, aparentemente en el compartimiento de torpedos, que iba cargado con unas 30 ojivas.

Sin embargo no se tenía en claro que provocó la explosión. Los funcionarios rusos citaron que podría haberse tratado de un choque o un problema interno.

Una posibilidad podría ser que un torpedo del compartimiento delantero del Kursk habría estallado, provocando una explosión mucho mayor. Las autoridades estadounidenses y noruegas detectaron dos explosiones en el área el sábado 12 en el momento en que se perdió el submarino. No se ha informado de que hubiesen otras naves en la zona con la que hubiera chocado el Kursk.

El alcance de los daños aumentaba las interrogantes sobre el estado de los dos reactores nucleares que el "Kursk" llevaba a bordo, los cuales según los funcionario rusos habían insistido inicialmente, que estaban apagados, bajo gran seguridad.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores