Sin éxito continúa operación de rescate del submarino ruso

Buzos noruegos intentaron hoy domingo abrir la escotilla de escape del submarino nuclear ruso, pero no hallaron indicios de vida mientras las autoridades rusas aseguraban que la nave quedó inundada en cuestión de minutos cuando se hundió hace más de una semana.

20 de Agosto de 2000 | 17:59 | AP
MOSCU.- Buzos noruegos intentaron hoy domingo abrir la escotilla de escape del submarino nuclear ruso, pero no hallaron indicios de vida mientras las autoridades rusas aseguraban que la nave quedó inundada en cuestión de minutos cuando se hundió hace más de una semana.

La Armada rusa ha prácticamente descartado la posibilidad que alguno de los 118 marinos se halle con vida nueve días después del hundimiento del submarino nuclear Kursk, destruido por una explosión.

El Presidente Vladimir Putin, criticado por su lenta y tímida respuesta a la crisis, prometió hoy que "hasta el último minuto, haremos todo lo posible por salvar a todos los que se puedan salvar".

Sin embargo, no lucía optimista. "Lamentablemente, a veces no somos nosotros, sino las circunstancias las que deciden el curso de una situación", agregó.

Los buzos trabajaron todo el día y parte de la noche, pero no lograron abrir la escotilla. Hallaron indicios de que algunos de los 118 marinos atrapados adentro intentaron escapar, sin poder abrir la escotilla, dijo el viceprimer ministro Ilya Klebanov a la red de televisión rusa RTR.

Advirtiendo que los buzos podrían toparse con una visión espeluznante cuando logren ingresar al Kursk, Klebanov dijo que posiblemente hay un cadáver en el canal de escape.

Se realizaron varios intentos de abrir la escotilla con una grúa, dijo RTR.

En declaraciones desde el buque base para la operación de rescate en el Mar de Barents, Klebanov dijo que los buzos podrían tener que ir a una base naval para determinar si sus gruesos trajes de buceo caben en la escotilla de escape, lo cual demoraría aún más los esfuerzos.

No se tomó ninguna decisión en torno a si un minisubmarino británico que llegó el sábado sería utilizado en la operación de rescate. Klebanov dijo que la escotilla estaba tan dañada que era poco probable que la nave británica pudiera acoplarse a ella.

"El submarino británico es similar al nuestro, por lo tanto creemos que no podrá acoplarse tampoco", dijo Klebanov.

La marina rusa prácticamente descarta la posibilidad de que alguno de los 118 tripulantes del Kursk siga con vida. La explosión del 12 de agosto que hundió al submarino probablemente mató a casi todos, y los sobrevivientes casi seguramente perecieron ahogados.

Klebanov dijo que los cinco o seis compartimentos de proa del submarino quedaron inundados en segundos. Tal vez algunos tripulantes sobrevivieron en los tres de popa.

"El agua inundó el casco del submarino casi al instante... la tripulación murió y el submarino se volvió incontrolable", dijo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores