Triunfa candidato opositor en Chiapas

Víctor Pablo Salazar había prometido acrecentar los esfuerzos para poner fin a la rebelión zapatista en el estado, que estalló en enero de 1994. Los comicios fueron otro duro golpe para el PRI, que estaba tratando de recuperarse de la derrota sufrida en los comicios presidenciales del dos de julio en que triunfó Vicente Fox.

21 de Agosto de 2000 | 00:39 | AP
TUXTLA GUTIERREZ.- Un candidato a gobernador aliado al presidente electo de México derrotó hoy a su rival del gobernante Partido Revolucionario Institucional en el convulsionado estado de Chiapas.

Víctor Pablo Salazar había prometido acrecentar los esfuerzos para poner fin a la rebelión zapatista en el estado, que estalló en enero de 1994.

Los comicios fueron otro duro golpe para el PRI, que estaba tratando de recuperarse de la derrota sufrida en los comicios presidenciales del dos de julio en que triunfó Vicente Fox. El PRI gobernó a México durante 71 años.

Poco antes de las 11:00 de la noche (0500 GMT), la comisión estatal electoral dijo que Salazar habría ganado con un 57 por ciento de los votos, frente a un 43 por ciento de Sami David, del PRI. Los resultados estarían basados en encuestas a boca de urna.

Tras conocerse su triunfo, Salazar declaró, "Ahora es el tiempo de iniciar el diálogo entre iguales para privilegiar nuestras coincidencias, para emprender las tareas de reconciliación y paz".

El candidato ganador señaló luego que "no hay otra tarea más inmediata e importante que pactar la paz en Chiapas".

En otra parte de su discurso, dijo, "Ya no más rencores ni agravios. Ya no más represión a la manifestación de las ideas. Ya no más cárcel y sepulturas como respuesta a las demandas sociales. Ya no más resentimientos y sangre en los pueblos de estas tierras tan sufridas".

Los simpatizantes de Salazar comenzaron a celebrar en las calles poco después que un informe de la televisión indicó que su aspirante habría ganado las elecciones a gobernador.

Estas son las primeras elecciones locales en México desde que Fox ganó la presidencia.

Los comicios eran considerados la primera gran prueba sobre la capacidad del PRI de recuperarse de su derrota.

Salazar, que representa a una coalición de ocho partidos, prometió hacer esfuerzos para poner fin a la rebelión zapatista y terminar con los grupos paramilitares que, según indicó, son respaldados por los actuales gobiernos estatal y federal.

Fox emitió un comunicado en el que afirma que las elecciones "confirmaron la voluntad de los ciudadanos para impulsar los cambios que necesita México por la vía de la democracia, la legalidad y la paz", en referencia a la revuelta zapatista

Fox reiteró su promesa de "honrar la palabra empeñada al asumir los Acuerdos de San Andrés Larráinzar", con la aprobación de una ley que proteja los derechos de los indígenas y reduzca la presencia del ejército en Chiapas, dos puntos que han exigido los zapatistas para regresar a la mesa de negociaciones de paz.

Hace poco más de una década, Chiapas era un enclave del PRI y proporcionaba más del 90 por ciento de los votos para el partido.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores