Avión TWA 800: no existen pruebas de acto criminal

"Déjenme decirlo de la manera más clara: no hemos encontrado ninguna prueba en ese sentido", dijo el presidente de la Oficina Nacional de la Seguridad de Transporte Jim Hall. El vuelo Boeing 747 de la TWA provocó la muerte a 230 personas en julio de 1996.

22 de Agosto de 2000 | 11:24 | Orbe
WASHINGTON.- Los investigadores encargados de esclarecer la explosión en pleno vuelo de un Boeing 747 de la TWA no encontraron ninguna prueba de que un acto criminal estuviese en el origen de la catástrofe que provocó 230 muertos en julio de 1996, afirmó el martes el presidente de la Oficina Nacional de la Seguridad de Transporte (NTBS).

Los investigadores "examinaron cada parte del fuselaje para intentar encontrar el menor indicio de que la catástrofe del vuelo 800 haya sido causada por una bomba o un misil", recordó el presidente del NTSB, Jim Hall.

"Déjenme decirlo de la manera más clara: no hemos encontrado ninguna prueba en ese sentido", dijo Hall.

Hall habló de esa forma en la apertura este martes de dos días de debates públicos en Washington consagrados a la exposición del informe final de los investigadores de la NTSB, después de cuatro años de investigaciones intensivas que demandaron un costo de 35 millones de dólares.

Al término de los debates, los investigadores presentarán oficialmente sus conclusiones: que la explosión en vuelo del Boeing 747 de la TWA fue debido a una explosión accidental del tanque de combustible central situado sobre el fuselaje del aparato.

Varias organizaciones de expertos independientes se apoyaron en los numerosos testimonios oculares y su propio análisis de las lecturas de radar para afirmar que el jumbo fue derribado por un misil.

Al inicio de la investigación, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) intentó verificar esta teoría, pero no logró hallar nada, por lo que abandonó la pista criminal en el otoño boreal de 1997 y finalmente el FBI se retiró de la pesquisa.

Jim Hall lamentó que "una pequeña cantidad de personas, buscando sus propios intereses, hayan sembrado la duda sobre los resultados de la investigación al lanzar acusaciones infundadas de que el gobierno estaba encubriendo esta investigación".

"Aquellos que deforman los hechos y persisten en hacer acusaciones infundadas de encubrimiento, hacen un mal servicio a todos nosotros, pero sobre todo a ustedes, a los familiares de las víctimas del vuelo 800 TWA, quienes han sufrido tanto con esta tragedia", añadió Hall.

"Por eso, lo lamento mucho", dijo el titular de la NTBS al dirigirse a los familiares de las víctimas que asisten a los debates.

"El accidente del vuelo 800 demuestra con toda crudeza que aún en uno de los sistemas de transporte más seguros del mundo las cosas pueden salir mal", subrayó Hall.

El Boeing 747 de la compañía TWA que cubría la ruta Nueva York-París, explotó en pleno vuelo el 17 de julio de 1996, 12 minutos después de despegar del aeropuerto John F. Kennedy, provocando la muerte de las 230 personas que estaban a bordo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores