Rusia llora muerte de 118 marineros

El Presidente Vladimir Putin, vestido de negro, fue recibido en la base ártica de Murmansk por oficiales navales y luego visitó una zona próxima en que están alojados 400 familiares de los marineros.

22 de Agosto de 2000 | 15:22 | AP
MOSCU.- Rusia lloraba hoy la trágica muerte de 118 marineros en un submarino que se convirtió en su tumba en el fondo del mar, mientras los compungidos deudos exigieron ser conducidos al lugar preciso en el Mar de Barents donde los cuerpos de los tripulantes seguían atrapados en el sumergible averiado.

El Presidente Vladimir Putin, vestido de negro, fue recibido en la base ártica de Murmansk por oficiales navales y luego visitó una zona próxima en que están alojados 400 familiares de los marineros.

También se aprestaba a ir al barco que encabezó las tareas de rescate y arrojar una corona de flores al mar, donde los restos de los marineros permanecen atrapados en su submarino, a 108 metros de profundidad.

La armada consideraba el pedido de los familiares de ser llevados también al sitio.

En los templos se ofrecieron plegarias por las víctimas y se hacía una colecta en un fondo especial para los sobrevivientes, mientras se anunciaban los planes de un día de duelo nacional.

Las televisoras difundieron insistentemente los nombres de los tripulantes muertos y mostraron imágenes del Kursk, su tripulación y maniobras.

La prensa manifiesta hoy la indignación de muchos rusos por el hecho de que el gobierno haya dejado que Noruega anunciara que todos los ocupantes del submarino estaban muertos.

"Ninguno de los líderes nacionales tuvo la valentía de anunciar la muerte de los marinos", dijo la Nezavsimaya Gazeta en tipografía destacada.

"Es hora de hacerse preguntas", dice el diario Izvestia en una nota editorial. "¿Qué habría pasado... si no nos hubiesen mentido? ¿Si hubiesen invitado a los extranjeros sin esperar cinco días? ¿Si hubiésemos tenido la tecnología adecuada? Ahora es demasiado tarde".

Putin dijo que mañana será día de duelo nacional en memoria de los tripulantes, con las banderas a media asta. Prometió que el gobierno ayudará a las familias.

Los buzos noruegos abandonaron hoy la región del naufragio. La armada rusa negociaba con una compañía noruega de buceo la posibilidad de reflotar el submarino y recuperar los cadáveres.

El submarino inundado pesa unas 25.000 toneladas, y toda operación para reflotarlo duraría semanas o meses y sería extremadamente costosa. La recuperación de los cadáveres también resultaría difícil, ya que muchos están probablemente mutilados y habría que sacarlos por estrechas escotillas.

Un ex comandante de la Flota del Mar Negro, Eduard Baltin, dijo hoy que el reflotamiento no se haría antes del año próximo debido al mal tiempo que reina en la región en septiembre.

También preocupan los dos reactores nucleares del submarino. Los noruegos no registraron niveles anormales de radiación alrededor del submarino pero no se determinó si los reactores fueron dañados.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores