Renuncia presidenta de Congreso ecuatoriano

La diputada Susana González señaló durante una conferencia de prensa que "por respeto a la institucionalidad del país, declino mi posición en función de un bien superior que es la paz y tranquilidad ciudadana", y reclamó la legalidad de su designación que fue desconocida por el Tribunal Constitucional de ese país.

22 de Agosto de 2000 | 22:45 | EFE
QUITO.- La diputada ecuatoriana Susana González, elegida presidenta del Congreso por una mayoría parlamentaria el pasado 1 de agosto, renunció hoy a ese cargo, pero rechazó el fallo del Tribunal Constitucional (TC) que dejó sin efecto su designación.

"Por respeto a la institucionalidad del país, declino mi posición en función de un bien superior que es la paz y tranquilidad ciudadana", señaló González en una rueda de prensa en la que presentó su dimisión.

No obstante, rechazó el fallo del TC que hoy dejó sin efecto su designación e instó al Congreso a convocar a una nueva elección que ponga fin a la crisis parlamentaria.

El pasado 1 de agosto González fue elegida por una mayoría parlamentaria formada por 72 diputados de centroizquierda, designación que fue impugnada por el poderoso Partido Social Cristiano (PSC, conservador), que exigía para uno de sus diputados el cargo por ser la segunda fuerza parlamentaria.

Desde comienzos de este mes, González y sus adeptos se instauraron como Parlamento, pese al desconocimiento de los socialcristianos que, por intermedio de un juez quiteño, presentaron un recurso de "amparo constitucional" para invalidar la elección.

El PSC argumentó que la Constitución garantiza a la segunda fuerza en el Congreso la presidencia del foro en el presente periodo legislativo.

González, que se desvinculó del PSC hace algunas semanas por divergencias con sus ex correligionarios, reclamó la legalidad de su designación que fue desconocida hoy por el fallo del TC.

"No estoy de acuerdo con la decisión del Tribunal Constitucional, porque la resolución no resuelve el recurso de amparo", indicó la diputada al subrayar que "el gran juez de la historia, que es nuestro pueblo, juzgará nuestros actos".

González agregó que "los grandes liderazgos se los obtiene trabajando, sirviendo honestamente y no importa que esta tarde nuevamente se arrebate un derecho legítimo y legalmente obtenido".

Por su parte, el diputado Carlos Falquez, del Partido Social Cristiano, felicitó la decisión del TC, pero se declaró preocupado por las declaraciones de González, pues indicó que ella no podía renunciar a la presidencia del Congreso porque nunca ocupó legalmente dicho cargo.

"Lo más importante es que el TC ha devuelto al Congreso la facultad de retomar una sesión que la suspendimos porque se dio paso a una elección totalmente ilegal" de González, señaló Falquez al advertir que de lo único que puede dimitir la legisladora es "de su condición de diputada".

Falquez dirigió la polémica sesión del 1 de agosto pasado cuando la mayoría de centro-izquierdista arrebató la presidencia al PSC y desató la pugna de poder en Legislativo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores