Putin se declara responsable de la tragedia del submarino

"Tengo un sentimiento de plena responsabilidad y un sentimiento de culpabilidad por esta tragedia", declaró el Presidente ruso.

23 de Agosto de 2000 | 12:41 | AFP
VIDIAYEVO.- El Presidente ruso Vladimir Putin afirmó hoy miércoles que se considera responsable y culpable de la catástrofe del "Kursk", mientras se cumplía una jornada de duelo nacional, rechazada por los familiares que reclaman los cuerpos de los 118 tripulantes del submarino.

"Tengo un sentimiento de plena responsabilidad y un sentimiento de culpabilidad por esta tragedia", declaró el Presidente ruso.

Las familias de los marinos del "Kursk", reunidas en Vidiayevo, puerto de amarre del submarino ruso, se negaron a llevar luto, para protestar por el hecho de que los cuerpos de los tripulantes estén abandonados en el fondo del mar.

En el momento de la tragedia, el 12 de agosto en el mar de Barents, Putin estaba de vacaciones a orillas del Mar Negro y sólo regresó a Moscú una semana después. Fue sumamente criticado por su frialdad y ausencia, mientras el país estaba en vilo y se intentaba salvar a los tripulantes del sumergible.

Sumamente criticado por su actitud durante la catástrofe, Putin se trasladó finalmente el martes a Vidiayevo para reunirse con las familias y asistir a las ceremonias fúnebres que se harían este miércoles.

Pero este miércoles se vio obligado a regresar a Moscú, luego de que se anularan las ceremonias de homenaje previstas en la base naval de Vidiayevo, a pedido de las familias.

Los rusos confirmaron la muerte de los 118 tripulantes del "Kursk", pero las familias insisten en creer que sobrevivieron marinos y se niegan a un duelo hasta que no hayan recuperado los cuerpos.

"Tenemos razones para creer que nuestros maridos están vivos, pues numerosos compartimentos (del "Kursk") no fueron examinados. Los noruegos que inspeccionaron el submarino dijeron que había aire en el interior", confió con lágrimas en los ojos Irina Belozorova, esposa de un oficial del sumergible ruso.

La reunión entre el mandatario ruso y unos 500 familiares de los marinos se desarrolló en una atmósfera tensa y varias mujeres se desvanecieron, indicaron testigos.

El edificio donde tuvo lugar la reunión estaba vigilado por la policía y sólo un canal de televisión ruso fue autorizado a grabarla.

Vestido de negro y visiblemente emocionado, Putin respondió durante unas seis horas a las preguntas de los familiares, que lo acusan de haber permanecido indiferente a su tragedia y le reprochan su tardanza en aceptar la ayuda exterior.

El consejero en comunicación de Putin, Gleb Pavlovski, admitió este miércoles que el Kremlin manejó mal la crisis del "Kursk", en una entrevista publicada por el diario Segodnia.

En la reunión del martes, Putin aseguró a las familias que "las operaciones no han terminado" en la zona de la catástrofe, sino "suspendidas temporalemente", indicó un portavoz de la Flota del Norte.

Ahora, los rusos analizan con los noruegos las posibilidades de recuperar los cuerpos. Pero esa operación sería improbable a corto plazo debido a su alto costo, a las dificultades para descender al submarino y al invierno (boreal) que se acerca.

La firma noruega Stolt Offshore recomendó este miércoles esperar al verano(boreal) para reflotar el submarino, si se toma una decisión en ese sentido.

El gobierno ruso anunció que las familias recibirán una suma equivalente a los salarios de 10 años de su familiar fallecido y una pensión vitalicia. El salario de un oficial de la marina rusa es de unos 100 dólares mensuales.

El resto del país cumplió este miércoles un día de duelo nacional, decretado por el Kremlin: las banderas fueron izadas a media asta y se celebraron oficios religiosos en las iglesias ortodoxas, donde se encendieron cirios en memoria de los fallecidos.

En San Petersburgo, ex submarinistas izaron en sus ventanas banderas con una cinta negra. También se hicieron homenajes en los cuarteles de la Flota Rusa.

Según una encuesta del instituto VIsIOM publicada este miércoles, la popularidad de Putin descendió del 73% al 65%, luego de la catástrofe del "Kursk".

Las familias viajarán el jueves al lugar de la catástrofe en el mar de Barents y lanzarán flores al mar, anunció el portavoz de la Flota del Norte, Vladimir Navrotski.

Rusos y noruegos afirmaron que el nivel de radiactividad era normal en la zona donde naufragó el "Kursk".

En el Vaticano, el Papa Juan Pablo II invitó este miércoles a orar en memoria de la tripulación del "Kursk".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores