Ejecutivo filipino no adoptará medidas de fuerza contra guerrilleros

El portavoz del Gobierno, Ricardo Puno, quien acompaña al Presidente Estrada en su viaje a Mindanao, dijo que la opción militar está descartada y recalcó que "la seguridad de los rehenes no será amenazada por el uso de la fuerza".

24 de Agosto de 2000 | 10:13 | EFE
ZAMBOANGA.- El Presidente de Filipinas, Joseph Estrada, prometió hoy jueves a los Gobiernos de Francia, Alemania y Finlandia que no adoptará medidas de fuerza que pongan en peligro la seguridad de los rehenes extranjeros secuestrados por la guerrilla separatista Abu Sayaf en la isla de Joló.

El portavoz del Gobierno, Ricardo Puno, quien acompaña al Presidente Estrada en su viaje a Mindanao, dijo que la opción militar está descartada y recalcó que "la seguridad de los rehenes no será amenazada por el uso de la fuerza".

Estrada está hoy en la ciudad de Zamboanga, a 890 kilómetros al sur de Manila y donde ha vivido prácticamente el equipo oficial de negociadores desde que estalló la crisis de los rehenes a causa de su cercanía con la isla de Joló, a 150 kilómetros más al sur.

Puno hizo estas declaraciones tras leer una carta enviada por los mandatarios de Francia, Alemania y Finlandia, en la que instan al Gobierno filipino a una solución pacífica para conseguir la liberación de los cautivos retenidos en Joló desde el 23 de abril.

En la carta, fechada en Berlín el pasado día 22, el Presidente de Francia, Jacques Chirac; su colega finlandés, Tarja Halonen, y el Canciller alemán, Gerhard Schroeder, destacan que la seguridad de los rehenes "es la principal prioridad".

La misiva también expresa preocupación por el fracaso en la liberación de los cautivos el pasado fin de semana y manifiesta la esperanza en que se produzca sin mayor dilación.

En su mensaje a Estrada, los tres mandatarios agradecen el papel desempeñado por el Gobierno de Libia y confían en que el país magrebí siga colaborando con los negociadores filipinos.

Puno declaró que no ha interpretado esta carta como una injerencia en la política de la nación asiática y señaló que "sólo reitera algo que los líderes extranjeros ya señalaron en la primera fase del secuestro".

Por su parte, el portavoz de la embajada estadounidense en Manila, Thomas Skipper, negó que su país haya ofrecido asistencia específica al Gobierno filipino para solucionar el largo secuestro.

Ayer, Filipinas rechazó esta oferta -hoy desmentida por Skipper- quien insistió en que EE.UU. apoya los esfuerzos pacíficos del país asiático para lograr una solución exitosa.

Abu Sayaf, que lucha por el establecimiento de un estado islámico en Mindanao, secuestró hace cuatro meses a un grupo de 21 personas en una isla de Malasia, que después trasladó hasta Joló, y de las que aún están retenidos nueve turistas extranjeros.

A estos rehenes se unieron el 9 de julio tres periodistas franceses que fueron apresados por un comando de Abu Sayaf cuando se disponían a entrevistar a los cautivos en Joló.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores