Equipo de rescate internacional molesto por escasa colaboración rusa

El coronel John Espen Lien, vocero del Supremo Mando de Defensa de Noruega, dijo que la información de los rusos era tan mala que los noruegos no estaban seguros si las condiciones eran adecuadas para que su equipo de buceo continuara el viaje.

24 de Agosto de 2000 | 13:11 | AP
OSLO.- La información incorrecta y retrasada relacionada sobre el submarino nuclear ruso Kursk obstaculizó los esfuerzos de rescate hasta que oficiales de alto rango de la armada rusa hicieron a un lado los formalismos, dijo hoy jueves un portavoz de la Defensa de Noruega.

Un equipo británico-noruego de buzos y un equipo de rescatistas británicos a bordo de un minisubmarino navegaron durante dos días hasta el mar de Barents, cerca de las costas del noroeste de Rusia, con la esperanza de encontrar sobrevivientes tras las explosiones que hundieron al Kursk.

Pero el equipo de buzos sólo pudo confirmar, el lunes, que el submarino estaba totalmente inundado y que sus 118 tripulantes habían muerto.

Los funcionarios rusos enfrentan críticas porque perdieron días antes de decidirse a pedir ayuda exterior, la cual llegó una semana después del accidente, del 12 de agosto.

El coronel John Espen Lien, vocero del Supremo Mando de Defensa de Noruega, dijo que la información de los rusos era tan mala que los noruegos no estaban seguros si las condiciones eran adecuadas para que su equipo de buceo continuara el viaje.

"Habría sido muy difícil para nosotros si la información no hubiese mejorado", dijo Lien. "Estaba tomando demasiado tiempo, al punto que tuvimos que llevarlo a altos niveles".

Por ejemplo, los rusos dijeron que la compuerta de escape del Kursk estaba muy dañada. Los buzos noruegos dijeron que no lo estaba.

Los noruegos no han especificado cuánto tiempo perdieron debido a la mala información. Dicen que eso requerirá un estudio detallado de los sucesos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores