Vicepresidente y senadores testigos en caso sobornos en Argentina

Fuentes judiciales dijeron que las citaciones fueron libradas por el juez Carlos Liporaci, en cuyo despacho recayeron al menos cinco de las siete denuncias que llegaron a los tribunales por el polémico caso.

24 de Agosto de 2000 | 19:56 | EFE
BUENOS AIRES.- El vicepresidente argentino, Carlos Alvarez, y varios senadores fueron citados por un juez federal para que declaren como testigos en la investigación que busca determinar si funcionarios del Gobierno sobornaron a legisladores para obtener la aprobación de una ley.

Fuentes judiciales dijeron que las citaciones fueron libradas por el juez Carlos Liporaci, en cuyo despacho recayeron al menos cinco de las siete denuncias que llegaron a los tribunales por el caso que ha puesto en vilo a la clase política argentina.

Alvarez fue convocado a dar su declaración mañana, viernes, y puede hacerlo personalmente o por escrito.

Además, Liporaci solicitó los testimonios de más de una docena de senadores y tres encumbrados dirigentes sindicales que contribuyeron con sus afirmaciones públicas para que el caso de presuntos sobornos se convirtiera en una tormenta que envuelve al Gobierno y a legisladores de las principales fuerzas políticas.

El escándalo estalló a partir de la publicación de una serie de artículos periodísticos, según los cuales hubo senadores que fueron sobornados por el Gobierno para que aprobaran una reforma laboral durante la sesión del pasado 26 de abril.

A esos artículos se sumó la circulación de un escrito anónimo con presuntos detalles y precisiones sobre cómo fueron las negociaciones entre los senadores y los funcionarios, y luego los largos debates en el Parlamento y la oleada de declaraciones de los involucrados en los medios de comunicación.

Incluso, el senador Antonio Cafiero, del opositor Partido Justicialista (PJ-peronista) dijo que tiene "certezas pero no pruebas de que corrió dinero" en el Senado para la aprobación de la ley, aunque no dio los nombres y los apellidos de los sospechosos.

El ministro de Trabajo, Alberto Flamarique, y el jefe de los servicios de inteligencia, Fernando de Santibañes, se vieron forzados a acudir al Parlamento para defender sus posturas y el presidente Fernando De la Rúa dio instrucciones a todos sus funcionarios para que colaboren con la investigación.

El vicepresidente Alvarez se presentó este miércoles en la justicia para pedir una amplia investigación, que ya fue abierta en los juzgados federales, en distintas comisiones parlamentarias y en la oficina Anticorrupción del Gobierno.

El juez Liporaci tomará declaración a senadores involucrados en la polémica o con cargos de importancia en el Parlamento y a tres dirigentes sindicales que aseguran haber escuchado de boca del ministro Flamarique que las resistencias que la ley despertaba en el Senado se podían apagar con una tarjeta bancaria.

Las fuentes dijeron que una vez que se complete esta rueda de testimonios, el magistrado decidirá si es necesario o conveniente citar como testigos al ministro Flamarique y al jefe de los espías, el ex banquero De Santibañes.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores