EE.UU. califica de inhumanas políticas migratorias de Cuba

La denuncia fue hecha mediante una nota diplomática en la que se afirma que Cuba no ha cumplido cabalmente con un acuerdo de 1994 que buscó establecer normas para la migración ordenada de unos 20.000 cubanos y sus familiares a Estados Unidos.

28 de Agosto de 2000 | 15:17 | AP
WASHINGTON.- El Departamento de Estado acusó a Cuba de impedirle en forma sistemática a sus nacionales con visas estadounidenses de emigrar a Estados Unidos lo que finalmente los obliga llevar a cabo peligrosas travesías en frágiles embarcaciones.

La denuncia fue hecha mediante una nota diplomática en la que se afirma que Cuba no ha cumplido cabalmente con un acuerdo de 1994 que buscó establecer normas para la migración ordenada de unos 20.000 cubanos y sus familiares a Estados Unidos.

"El gobierno cubano en forma persistente no ha podido dar respuesta a nuestras preocupaciones humanitarias, que son contínuas y legítimas", precisó la nota.

La nota fue entregada a Fernando Remírez, el jefe de la misión diplomática cubana en Washington. Un ejemplar de la misma fue entregada a The Associated Press.

La misión cubana no formuló reacciones en forma inmediata. Sin embargo, su vocero Roberto García calificó la política norteamericana como criminal, inmoral y discriminatoria.

Dijo que era Estados Unidos el responsable de las muertes en el mar porque alentaba a los cubanos a llegar a las costas estadounidenses sabiendo que recibirían beneficios que no se concede a ningún otro latinoamericano.

Según la nota, a 117 cubanos de 57 familias se las han negado los permisos de salida que otorga el gobierno cubano dentro de un período reciente de 75 días.

A todos los cubanos se les aprobaron visas para viajar a Estados Unidos.

Un alto funcionario del Departamento de Estado dijo que la Guardia Costera informó sobre un incremento en alza del número de cubanos que son interceptados y que tienen sus papeles en regla para ingresar a Estados Unidos.

Según las normas del acuerdo migratorio de 1994, todos los cubanos que son interceptados en alta mar deben ser retornados a la isla.

La nota indicó que las recientes muertes de dos hermanos cubanos que escaparon de la isla "resalta la creciente propensión de aquellos cubanos, a quienes se les niegan los mecanismos de emigrar en forma segura y legal, de arriesgar sus vidas en el mar".

Los hermanos fueron víctimas de un ataque de tiburones en el estrecho de la Florida.

Según la nota, los permisos de salida son negados en forma constante a los familiares de cubanos que desertaron a Estados Unidos.

"El gobierno cubano está castigando a familias enteras, incluyendo a niños, por lo hecho por un sólo familiar", añadió.

Una fuente de alto nivel en el Departamento de Estado indicó que el asunto debió haberse discutido en las reuniones que ambos países suelen realizar sobre temas migratorios dos veces al año desde que se firmó el acuerdo.

Las reuniones se alternan entre La Habana y Nueva York y la última se llevó a cabo en diciembre pasado.

A raíz de que Cuba no ha expresado interés en seguir con las reuniones, el Departamento de Estado llamó a Remírez, indicó la fuente que declinó ser identificada.

La fuente reiteró que la reunión fue motivada por el incumplimiento cubano al acuerdo de 1994, implícitamente recalcando que no hubo factores políticos de por medio debido al año electoral en Estados Unidos.

En el pasado, Cuba ha sido un blanco favorito para tanto los republicanos como los demócratas durante las campañas electorales y las sanciones económicas contra Cuba fueron reforzadas en los años electorales de 1992 y 1996.

A lo largo de los años, según funcionarios, Cuba ha cumplido con los términos del acuerdo, pero como la nota sugiere, tal opinión ha cambiado en forma radical.

Por su parte, Cuba echa la culpa de las muertes a la Ley de Ajuste de 1966, que permite a cualquier cubano que llegue a territorio de Estados Unidos solicitar residencia ahí.

Cuba sostiene la repatriación eliminaría la tentación de los cubanos de marcharse en forma ilegal.

La campaña contra la Ley de Ajuste cobró fuerza en Cuba con el retorno en junio del pequeño Elián González tras permanecer siete meses en Estados Unidos.

Elián sobrevivió al naufragio de la embarcación en que viajaba el grupo, pero su madre y otras 10 personas parecieron.

Según el gobierno cubano, la madre de Elián jamás hubiera intentado hacer la travesía el pasado noviembre, si la ley no estuviera en vigor.

Con la salva diplomática de hoy, ambas partes se acusan ahora mutuamente de violar el primer principio cubierto en el acuerdo de 1994, es decir, que su objetivo común es "prevenir las salidas peligrosas" de Cuba.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores