Clinton se reúne con Presidente egipcio Hosni Mubarak

El avión Boeing-747 de Clinton aterrizó minutos antes de las siete de la mañana de hoy martes y, a las siete en punto, el gobernante estadounidense descendió por la escalerilla del avión, al pie de la que le esperaba Mubarak, y juntos se dirigieron a la Sala Presidencial del aeropuerto, donde se inició la entrevista.

29 de Agosto de 2000 | 01:00 | EFE
EL CAIRO.- El Presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, llegó a las siete de la mañana (04.00 GMT) de hoy martes a El Cairo para entrevistarse con el jefe del Estado egipcio, Hosni Mubarak, durante una escala que está previsto que dure menos de dos horas.

El avión Boeing-747 de Clinton aterrizó minutos antes de las siete y, a las siete en punto, el gobernante estadounidense descendió por la escalerilla del avión, al pie de la que le esperaba Mubarak, y juntos se dirigieron a la Sala Presidencial del aeropuerto, donde inmediatamente, se inició la entrevista.

Junto a Mubarak, esperaban a Clinton el primer ministro egipcio, Atef Ebeid, y el ministro de Asuntos Exteriores, Amro Musa.

Acompañaban al mandatario estadounidense su consejero de Seguridad Nacional, Sandy Burguer, y el enviado especial para Oriente Medio de EEUU, Dennis Ross.

Esta reunión entre Clinton, procedente de Nigeria y Tanzania y camino de Colombia, servirá para contrastar los distintos puntos de vista de los dos principales mediadores en el proceso de paz de Oriente Medio.

Las diferencias entre Mubarak, el principal mediador árabe del proceso de paz de Oriente Medio, y Clinton, cuyo país es el promotor más importante de estas negociaciones, se han hecho patentes en el último mes, sobre todo en lo referente a la soberanía sobre Jerusalén Oriental, disputada por israelíes y palestinos.

Mubarak ha insistido en que no puede haber una paz justa y global en la zona si no se cumple la legalidad internacional y los árabes, palestinos y sirios, recuperen los territorios ocupados por Israel en las guerras de 1967 y 1973, entre ellos Jerusalén Oriental, donde Arafat quiere instalar la capital de su futuro Estado independiente.

Tanto Clinton como Mubarak han apuntado que tienen nuevas ideas para impulsar el proceso de paz, sobre todo en la banda palestino-israelí, y preparan sendas propuestas para ponerlas a consideración de las partes en el plazo más breve posible.

La premura de tiempo la impone la fecha del 13 de septiembre, cuando acaba el plazo para concluir la negociación entre israelíes y palestinos sobre el estatuto final palestino, y Arafat ha insistido en que podría declarar su Estado independiente ese día, aunque en las últimas fechas ha admitido la posibilidad de un aplazamiento.

En declaraciones difundidas ayer, el ministro de Asuntos Exteriores egipcio recalcó que la reunión entre Mubarak y Clinton será "muy importante porque ayudará a aclarar varios asuntos y avanzar en diferentes cuestiones relacionadas con el proceso de paz".

El deseo de Clinton de reunirse con Mubarak "confirma el interés de EE.UU. en el papel que desempeña Egipto en el proceso de paz", señaló Musa, que recordó que Jerusalén no es el único problema pendiente entre palestinos e israelíes, sino que también están los asuntos de los refugiados, las fronteras, el agua y la seguridad.

Además del proceso de paz, Mubarak y Clinton tratarán de diversas cuestiones relativas Oriente Medio, previsiblemente, entre ellas, el embargo internacional impuesto a Iraq hace diez años, después de que las tropas de Bagdad invadieran Kuwait, y harán un repaso de las relaciones bilaterales.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores