Identifican a tercera víctima del incendio de televisora rusa

El ministerio de Situaciones de Emergencia de Rusia informó hoy martes de que fue identificado el cuerpo de una tercera víctima fallecida en el incendio de la torre de televisión de Ostánkino. Se trata de Alexander Shepitsin, técnico de mantenimiento y no un bombero como se había mencionado anteriormente.

29 de Agosto de 2000 | 03:37 | EFE
MOSCU.- El ministerio de Situaciones de Emergencia de Rusia informó hoy martes de que fue identificado el cuerpo de una tercera víctima fallecida en el incendio de la torre de televisión de Ostánkino, en el centro de Moscú.

Los restos mortales corresponden a Alexander Shepitsin, técnico de mantenimiento de Ostánkino, y no a un bombero se había informado anteriormente.

Hasta el momento se han recuperado los cadáveres de tres personas entre los restos de uno de los ascensores de la torre que se desplomó poco después de declararse el incendio a primeras horas de la tarde del domingo, y se cree que puede haber una cuarta bajo los escombros.

Las otras dos víctimas identificadas son un jefe de bomberos y una ascensorista.

Dos ascensores cayeron al vacío y se empotraron contra la base de la torre en las primeras horas del incendio; seis bomberos que estaban en otro elevador pudieron salvarse cuando fallaron los sistemas de alimentación, gracias al freno de emergencia.

La torre de televisión de Ostánkino ardió durante casi 27 horas debido a causas aún desconocidas, aunque algunas versiones indicaron que pudo tratarse de un cortocircuito, una negligencia en la operación de los equipos electrónicos o el mal estado de los mismos.

El ministro de Prensa y Radiotelevisión, Mijail Lesin, señaló hoy que los principales canales de televisión volverán a transmitir a partir del próximo fin de semana "utilizando el sistema por cable y por UHF".

Sin embargo, otros expertos en telecomunicaciones advirtieron de que la normalización de las emisiones pueden demorarse aún semanas e incluso meses.

Más de treinta canales de televisión utilizaban los servicios de Ostánkino y dejaron de emitir en la tarde del domingo a causa del incendio de la torre, la segunda más alta del mundo después de la de Toronto, en Canadá.

Moscú continuó hoy sin la recepción de televisión en la mayor parte de los hogares de la capital y de la periferia, a excepción del canal TNT que está transmitiendo la programación de la cadena independiente NTV, un medio opositor al Kremlin.

La torre de Ostánkino, de 540 metros de altura, fue inaugurada en 1967 y se convirtió en uno de los emblemas de la ingeniería soviética por su diseño e innovadoras características técnicas, sustentada por un sistema de 150 cables de acero.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores