El Papa reitera oposición de la Iglesia a la clonación humana

Luego de calificar la donación de órganos como "un acto de amor", el papa Juan Pablo II propuso una serie de principios que regulen los trasplantes y reiteró la condena de la clonación humana por considerarla moralmente inaceptable.

29 de Agosto de 2000 | 09:34 | AP
ROMA.- Luego de calificar la donación de órganos como "un acto de amor", el papa Juan Pablo II propuso una serie de principios que regulen los trasplantes y reiteró la condena de la clonación humana por considerarla moralmente inaceptable.

El pontífice salió hoy de su retiro veraniego en Castel Gandolfo, en las afueras de Roma, para hablar ante una conferencia internacional de 5.000 especialistas en trasplantes, un indicio de la importancia que acuerda al tema.

Juan Pablo alentó los trasplantes y donaciones de órganos diciendo al Congreso Internacional de Especialistas en Trasplantes: "Existe la necesidad de imprimir en los corazones de la gente, especialmente en los corazones de la generación joven, un aprecio genuino y profundo por la necesidad del amor fraternal, un amor que pueda hallar expresión en la decisión de convertirse en donante de órganos".

Juan Pablo detalló punto por punto la posición de la Iglesia católica: la condena a la venta de órganos, la insistencia en que ambas partes del intercambio aprueben conscientemente la transferencia, y la oposición a considerar exclusivamente el fin de la actividad cerebral como medio para determinar la muerte.

El pontífice calificó la donación de órganos como "un genuino acto de amor" y agregó que, "por consiguiente, todo procedimiento que tienda a comercializar los órganos humanos o considerarlos objetos de intercambio o comercio debe ser considerado moralmente inaceptable".

Las prioridades para determinar los receptores de órganos deben basarse únicamente en factores médicos, dijo Juan Pablo, y no en la edad, sexo, raza, religión, posición social, utilidad para la sociedad u otro criterio.

Como se anticipaba, el Papa subrayó la oposición de la Iglesia a la clonación humana.

Su discurso se produce días antes de la iniciativa británica de permitir una forma limitada de clonación humana con fines experimentales.

Los expertos dicen que la investigación en ese terreno podría desarrollar técnicas que permitan salvar la vida a enfermos de varias dolencias.

Pero la Iglesia se opone a la clonación por considerar que el sexo matrimonial es el único modo aceptable de crear la vida humana.

"Siempre deben evitarse los métodos que no respeten la dignidad y valor de la persona", dijo el pontífice.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores