Juez confirma soborno a senadores argentinos

"Esto no se termina acá", dijo el juez federal Carlos Liporaci, quien investiga el escándalo, al decir también que podría pedir el desafuero de varios senadores más y que profundizará la investigación para saber de donde partió el dinero para ese delito.

01 de Septiembre de 2000 | 12:54 | AP
BUENOS AIRES.- Un juez afirmó hoy que hubo soborno a senadores y pidió el desafuero de ocho de ellos, en un escándalo mayúsculo e inédito en la historia política argentina.

"Esto no se termina acá", dijo el juez federal Carlos Liporaci, quien investiga el escándalo, al decir también que podría pedir el desafuero de varios senadores más y que profundizará la investigación para saber de donde partió el dinero para ese delito.

Tras conocerse esa decisión del juez, el vicepresidente de la nación Carlos Alvarez reclamó la renuncia de los senadores bajo sospecha y dijo que dejaría de presidir las sesiones del Senado hasta tanto la situación se clarifique.

"Los senadores involucrados deben dar un paso al costado", dijo Alvarez, que en su calidad de vicepresidente es el que además preside las sesiones del senado.

"Hay una crisis de representatividad y credibilidad muy grande en el Senado", agregó Alvarez en reunión de prensa.

El escándalo involucra a senadores bajo sospecha de haber recibido dinero para que en abril aprobasen una polémica ley de reforma laboral, muy resistida por los sindicatos peronistas.

"Hay indicios graves y concordantes que me permiten aseverar que hubo soborno" en el Senado, dijo Liporaci a los periodistas antes de entrar a sus oficinas judiciales en la zona portuaria de Buenos Aires.

"Avanzaré hasta las últimas consecuencias", agregó Liporaci, cuya decisión de firmar el pedido de desafuero, obedece a otro pedido que le hizo en tal sentido el fiscal Eduardo Freiler.

El desafuero es el paso previo para indagar y eventualmente procesar a los ocho senadores, siete de ellos del peronismo, el principal partido opositor, y uno del oficialista Unión Cívica Radical (UCR), del Presidente Fernando de la Rúa.

El desafuero depende ahora de una decisión de la propia Cámara de Senadores, la cual se debe reunir para analizar el pedido de Liporaci en una fecha aún no decidida.

Javier Meneghini, de la UCR, uno de los involucrados, dijo hoy sentirse "sorprendido" por el pedido de desafuero.

"No salgo de mi estupor", señaló a la prensa Meneghini, el primero en reaccionar al conocerse la novedad judicial.

Además de Meneghini, los senadores a los que se les pide el desafuero son Ramón Ortega, Eduardo Bauzá, Emilio Cantarero, Angel Pardo, Remo Constanzo, Alberto Tell y Ricardo Branda.

De todos ellos los más conocidos e influyentes son "Palito" Ortega, popular cantante en los años 60 y 70, ex gobernador de Tucumán y candidato a la vicepresidencia en las pasadas elecciones, y Bauzá, mano derecha del ex presidente Carlos Menem durante su década en el gobierno.

Cantarero, por su parte, cobró notoriedad en esta semana por haber sido mencionado en diario "La Nación" como un "arrepentido" que habría confesado haber recibido dinero, aunque luego lo negó.

A Cantarero le pareció hoy "brillante que ocho senadores concurran a los estrados judiciales" y que el escándalo "se esclarezca sea como sea".

"Si se ha probado el cohecho, irá preso el que está incurso en el delito de cohecho. Yo no es estado en ningún cohecho", agregó Cantarero.

La investigación de Liporaci no se orienta solamente a quienes habrían sido los supuestamente sobornados, sino también de donde partió el dinero para ese delito.

Si bien no lo dijo en forma abierta, parece que Liporaci sospecha que los fondos para ese supuesto soborno podrían haber partido de las entrañas oficiales.

Por lo tanto, resolvió citar para el lunes como testigo al viceministro de Economía Mario Vicens, para que le explique en detalle como se distribuyeron y gastaron los fondos públicos durante los primeros seis meses del año.

La investigación del juez no solo apunta a funcionarios oficiales sino también a otros sectores.

En medios políticos no se descarta que el origen de los fondos también pudo haber partido de sectores privados interesados en la aprobación de esa ley, que entre otras cosas limita el poder de los sindicatos y cercena algunos antiguos derechos laborales.

Los funcionarios del gobierno se han puesto a disposición del magistrado y el presidente Fernando de la Rúa dijo que cualquier involucrado será separado del cargo.

Liporaci dijo hoy que "faltan elementos" que lo convenzan sobre la participación de funcionarios del gobierno en el hecho que investiga y que "por ahora" no tiene planeado citar a De la Rúa.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores