Cardenal argentino pide amnistía para inmigrantes ilegales

"Miles de inmigrantes siguen al margen de los procesos de integración, porque una serie de dificultades insuperables, tanto económicas como burocráticas, no les permite acceder a la regularización de su situación migratoria", destacó monseñor Jorge Bergoglio en una carta difundida hoy por la prensa argentina.

03 de Septiembre de 2000 | 11:13 | EFE
BUENOS AIRES.- El arzobispo de Buenos Aires y cardenal primado de Argentina, monseñor Jorge Bergoglio, reclamó al Gobierno que decrete una "amnistía amplia y generosa" para los miles de extranjeros indocumentados que habitan el país.

"Miles de inmigrantes siguen al margen de los procesos de integración, porque una serie de dificultades insuperables, tanto económicas como burocráticas, no les permite acceder a la regularización de su situación migratoria", destacó en una carta difundida hoy por la prensa local.

En la misiva, dada a conocer con motivo de que mañana se celebrará en Argentina del Día del Inmigrante, el prelado advirtió que el término amnistía "puede no parecer, en su acepción moderna, el más adecuado" pues "no hay nada que perdonar y sí mucho que agradecer a nuestros hermanos inmigrantes".

Sostuvo que esa medida extraordinaria que reclama al Gobierno debe favorecer "la regularización de tantos hombres, mujeres y niños que buscan en nuestro país un lugar que les permita vivir con dignidad".

"En un mundo siempre más individualista, en el que la discriminación y la xenofobia se presentan como la 'natural' defensa contra el miedo hacia el que es diferente, necesitamos de signos concretos de apertura, de hospitalidad, y de valoración hacia las personas que provienen de otra cultura", destacó monseñor Bergoglio.

Argentina, con casi 37 millones de habitantes, ha sido definida por muchos historiadores como "un crisol de razas", pues además de las colectividades de españoles y de italianos, las más numerosas, alberga también a muchos inmigrantes paraguayos, bolivianos, uruguayos, alemanes, sirio-libaneses, japoneses, coreanos y eslovenos.

Pero, pese a ser un país que reconoce su crecimiento en las corrientes migratorias, en Argentina han recrudecido en los últimos años expresiones xenófobas y discriminatorias, con actos de extrema violencia en algunos casos, especialmente contra los inmigrantes de países vecinos.

Las fiestas por el Día del Inmigrante, que se celebrará mañana, se iniciaron el sábado en un parque de Buenos Aires con espectáculos folclóricos y muestras de artesanías, comidas, bebidas y otros productos típicos de las numerosas colectividades que habitan el país.

La "caipirinha", tradicional bebida brasileña que se hace con un licor de alta graduación alcohólica y jugo de limón, fue la más requerida por los visitantes de la exposición, en tanto los típicos sombreros de los "charros" mexicanos y las artesanías japonesas fueron los productos más vendidos en la primera de las tres jornadas que durará la muestra.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores