Moscú acusa a chechenos de preparar ola de atentados

Las autoridades rusas instauraron una serie de medidas de seguridad para prevenir una ola de atentados de envergadura preparada para los días venideros por independentistas chechenos, afirmó hoy lunes el ministro ruso del Interior, Vladimir Ruchailo.

04 de Septiembre de 2000 | 12:11 | AFP
MOSCU.- Las autoridades rusas instauraron una serie de medidas de seguridad para prevenir una ola de atentados de envergadura preparada para los días venideros por independentistas chechenos, afirmó hoy lunes el ministro ruso del Interior, Vladimir Ruchailo.

La prensa rusa evocó el 6 de septiembre, fecha en que se cumplirá el noveno aniversario de la destitución del poder soviético en Grozny, capital de la república rebelde del Cáucaso, por parte de los independentistas chechenos cercanos al general Yojar Dudaiev.

Los independentistas desmintieron que estén preparando una ola de atentados, pero reivindicaron numerosos ataques mortíferos cometidos el domingo y el lunes contra posiciones rusas en Chechenia.

Por su parte, la administración prorrusa de Chechenia, instalada en Gudermes (este), segunda ciudad de la república, se prepara para regresar a Grozny, capital destruida durante combates entre rusos e independentistas, anunció este lunes en Moscú Abdulá Bugaiev, subadmnistrador de Chechenia, itado por la agencia rusa Ria Novosti.

Una explosión cometida por un ataque rebelde en una base rusa cerca de Novolaksk (sudeste de Chechenia) dejó pérdidas "importantes" que podrían ascender a "decenas de muertos", afirmó un portavoz independentista, Movladi Udugov, cercano a los jefes de guerra Shamil Bassaiev y Jattab.

Las fuerzas rusas cerraron la frontera cercana entre Chechenia y la república caucásica de Daguestán, añadió Udugov en un llamado telefónico a la AFP.

También afirmó que nueve soldados rusos habían muerto y una decena resultado heridos este lunes en un ataque contra una base rusa en Grozny.

Ataques chechenos cerca de Jani Vedeno (sudeste) y en la localidad de Daí, en los desfiladeros de Argún (sur), causaron cinco y nueve muertos rusos respectivamente el domingo y el lunes, mientras otros combates en Chechenia dejaron 10 muertos rusos y un muerto y cinco heridos en las filas chechenas, dijo Udugov.

Este lunes era imposible verificar tales informaciones, pues rusos y chechenos tienen la costumbre de aumentar las pérdidas en las filas enemigas y minimizar las sufridas entre sus hombres.

Afirmando temer una ola terrorista de envergadura en diferentes lugares de Rusia, las autoridades adoptaron medidas de seguridad "para proteger los edificios más importantes y las posiciones de las fuerzas rusas, igual que las carreteras donde se desplazan las columnas rusas en Chechenia", anunció Ruchailo, citado por la agencia Itar-Tass.

El ministro ruso del Interior precisó que se habían adoptado medidas preventivas "en todo el territorio de Rusia" y que fuerzas del orden suplementarias patrullarán las calles de las ciudades rusas.

Las fuerzas rusas en Chechenia también acusaron a los rebeldes de preparar una ola de actos terroristas para los próximos días.

El servicio de prensa del presidente independentista checheno Aslan Masjadov, calificó de "mentirosas" esas informaciones, en diálogo telefónico con un corresponsal de la AFP. También Udugov las calificó de "propaganda rusa".

Las autoridades militares, citadas por las agencias rusas, afirman que los ataques podrían ser efectuados con coches bomba y que unos 20 kamikazes estarían dispuestos a participar.

En las últimas 24 horas fueron desactivados cuatro artefactos explosivos en la carretera de Argún (sudeste de Chechenia) a Grozny, según esas fuentes.

Una mujer rusa, sus padres y su hermana, murieron baleados la noche del domingo en un ataque perpetrado por desconocidos en Grozny, anunció la comandancia de las fuerzas rusas en el Cáucaso norte, citada por las agencias rusas. La mujer, Olga Klimova, era esposa de un agente de los servicios de inteligencia rusos (FSB).

Grozny, bombardeada por la artillería y la aviación rusas desde el 23 de septiembre de 1999, cayó en manos federales a principios de febrero pasado. La mayoría de sus habitantes escaparon, pero aún viven allí, en una ciudad en ruinas, varias decenas de miles de personas.

Gudermes, se había rendido sin combates a las fuerzas rusas, en el otoño (boreal) pasado. La administración prorrusa en Chechenia está a cargo del ex mufti de la república caucásica, Ajmad Kadyrov.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores