Agricultores y taxistas encabezan ahora protestas en Francia

Los agricultores y taxistas se pusieron al frente el jueves de una confrontación con el gobierno de Francia por los elevados precios de los combustibles, mientras manifestantes intensificaron su control sobre el flujo de los suministros en todo el país.

07 de Septiembre de 2000 | 10:29 | Reuters
PARIS.- Los agricultores y taxistas se pusieron al frente el jueves de una confrontación con el gobierno de Francia por los elevados precios de los combustibles, mientras manifestantes intensificaron su control sobre el flujo de los suministros en todo el país.

El Partido Verde ecologista, mientras tanto, emitió un ultimátum a la propia coalición de gobierno de la que es socio.

Agricultores que exigen precios más bajos de los combustibles trataron de bloquear el Tunel del Canal en Calais, pero fueron repelidos por la policía antidisturbios.

Otros agricultores bloquearon líneas ferroviarias en las inmediaciones de Estrasburgo y Burdeos.

Los taxistas convergieron hacia las áreas céntricas de importantes ciudades para conducir lentamente en masivas protestas, presionando al gobierno del primer ministro socialista Lionel Jospin a aprobar para ellos los mismos recortes en los impuestos al combustible que consiguieron los pescadores la semana pasada y ofrecidos esta a los camioneros.

Casi 80 por ciento de todos los expendios de gasolina en Francia carecían de suministros o etaban bajo estricto racionamiento, debido a que los camioneros y agricultores bloquearon los accesos a refinerías y depósitos de almacenaje.

Las gasolineras también estaban cerrando en París, el área que había sido menos golpeada por la protesta.

"No hay, de momento, oportunidad alguna de que los agricultures levanten sus bloqueos", dijo Luc Guyau, líder de la asociación de agricultores FNSEA, tras reunirse con el ministro de Agricultura, Jean Glavany. "No hay previstas más negociaciones".

IRA DE LOS VERDES POR CONCESIONES IMPOSITIVAS

El Partido Verde ecologista, que integra la coalición de Jospin, dijo que su líder, la ministra del Ambiente Dominique Voynet, había pedido al primer ministro discutir la forma en que las concesiones sobre los impuestos al combustible se contraponían a las mismas estrategias ambientales del gobierno.

Voynet no llegó a renunciar en protesta el miércoles por la noche, tras una acalorada discusión de la jerarquía de su partido, pero advirtió a Jospin que había ido demasiado lejos y los Verdes reaccionarían en caso de continuar las concesiones.

Voynet ocupa una de las dos carteras ministeriales asignadas al partido ecologista.

Parte del personal de la aerolínea Air France se incorporó a la protesta, bloqueando el acceso a algunas terminales en el aeropuerto Charles de Gaulle, en las afueras de París.

Conductores de ambulancias y de autobuses para turistas, timoneles de embarcaciones en el río Sena e instructores de manejo también participaban en la cada vez más extensa huelga.

En Alsacia, cerca de Alemania, la policía custodiaba 27 gasolineras reservadas para el abastecimiento de los servicios de emergencia, a fin de mantener a raya a motoristas particulares.

En el aeropuerto de Rennes, en la región oeste de Francia, se agotaron las existencias de combustible para aeronaves, mientras que en el de Niza las autoridades dijeron esperar dificultades para el fin de semana.

Las aerolíneas comenzaron a aconsejar a los pilotos que se reabastezcan hasta el tope en los bien suministrados aeropuertos de París o del exterior.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores