Argentina: Podría haber cambios de gabinete por escándalo

El presidente argentino, Fernando de la Rúa, podría introducir cambios en su gabinete debido al escándalo por el presunto pago de sobornos a senadores para que aprueben una ley de reforma laboral, dijo el jueves el ministro del Interior, Federico Storani.

07 de Septiembre de 2000 | 10:34 | Reuters
BUENOS AIRES.- El presidente argentino, Fernando de la Rúa, podría introducir cambios en su gabinete debido al escándalo por el presunto pago de sobornos a senadores para que aprueben una ley de reforma laboral, dijo el jueves el ministro del Interior, Federico Storani.

"Nosotros queremos y creemos que los cambios (en el Senado) tienen que tener también correlato en el Ejecutivo, porque la crisis política es profunda (...) y o se continúa con una situación de decadencia o se aprovecha para cambiar en sentido cualitativo mejor", dijo Storani en declaraciones radiales.

Agregó que cualquier cambio es una "decisión que corresponde al presidente de la nación, si finalmente la concreta".

Un juez federal pidió a la Cámara de Senadores que retire los fueros a 11 legisladores presuntamente implicados en el cobro de sobornos para votar en abril a favor de una ley de reforma laboral impulsada por De la Rúa.

El magistrado que lleva adelante la investigación, Carlos Liporaci, tiene también en la mira al ministro de Trabajo, Alberto Flamarique, y al titular de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE), Fernando de Santibañez, como posibles promotores del pago de los presuntas sobornos.

Flamarique y Santibañes negaron públicamente haber sido quienes supuestamente sobornaron a los senadores.

Hasta ahora, la crisis sólo le costó el puesto a los jefes de las bancadas de senadores de la gobernante Alianza y del opositor Partido Justicialista (peronista), quienes debieron dar un paso al costado esta semana para emitir una señal de renovación frente a la opinión pública.

De la Rúa, quien se encuentra en una gira por el exterior y retornará al país el 15 de septiembre, se negó en reiteradas ocasiones a adelantar si el escándalo le podría costar el puesto a esos dos funcionarios.

La Cámara de Senadores, dominada por el peronismo, aún no se expidió sobre si retirará los fueros a los 11 legisladores supuestamente implicados, ocho pertenecientes al peronismo y tres a la Alianza.

El peronismo se niega a aceptar el pedido de desafuero de sus senadores debido a que considera que no es necesario que pierdan su inmunidad para ir a declarar ante un juez. En Argentina, los fueros protegen fundamentalmente a los legisladores de ir presos si un magistrado lo dictamina.

Si el peronismo mantiene esa actitud, la Cámara de Senadores no contaría con los dos tercios de los votos necesarios para concretar los desafueros.

La cámara alta está conformada por 69 senadores, de los cuales 36 son peronistas y el resto de la Alianza y de partidos provinciales.

El escándalo podría perjudicar la imagen de De la Rúa, quien llegó al poder en diciembre prometiendo acabar con las sospechas de corrupción que tiñeron los 10 años de gobierno de su antecesor peronista, Carlos Menem.

Pero también podría beneficiar al gobierno, ya que si se conceden los desafueros -que automáticamente dejarían a esos legisladores sin poder de voto- la Alianza obtendría la mayoría en el Senado.

De la Rúa asumió el 10 de diciembre y desde entonces no realizó cambio importantes en su gabinete.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores