Franceses y británicos intentan retornar el Concorde al servicio

Expertos franceses y británicos del sector de la aviación se reunieron el jueves para estudiar las vías a fin de hacer regresar al servicio activo al Concorde, el único avión supersónico de pasajeros en el mundo.

07 de Septiembre de 2000 | 13:07 | Reuters
PARIS.- Expertos franceses y británicos del sector de la aviación se reunieron el jueves para estudiar las vías a fin de hacer regresar al servicio activo al Concorde, el único avión supersónico de pasajeros en el mundo.

Un portavoz de la Autoridad de Aviación Civil francesa (DGAC) dijo que los expertos se reunieron en París a partir de las 0730 GMT y que posteriormente se les unirían representantes de los fabricantes del Concorde, las empresas Aerospatiale, francesa, y BAE, británica.

DGAC explicó que tenía previsto emitir una declaración después de que terminara la reunión -que se espera dure varias horas- en su sede principal en el distrito central de la capital francesa.

Las autoridades francesas y británicas que asisten a la reunión pedirán a los fabricantes del avión que hagan propuestas técnicas concretas a fin de llevar a cabo modificaciones en el Concorde que impidan que el estallido de un neumático durante el despegue tenga consecuencias catastróficas para la aeronave.

Expertos que investigan el accidente de un Concorde de la aerolínea nacional francesa, Air France creen que la causa de la tragedia fue desatada por una serie de acontecimientos que comenzaron con el estallido de uno de los neumáticos del tren de aterrizaje principal.

En el accidente, ocurrido el 25 de julio en París, murieron 113 personas cuando el avión se incendió durante el proceso de despegue y se precipitó minutos después sobre un hotel cercano al aeropuerto Charles de Gaulle, de donde había despegado el avión.

Las autoridades francesas y británicas suspendieron temporalmente la certificación que autorizaba los vuelos del Concorde y dijeron que el avión supersónico permanecería en tierra hasta que se resolviera el problema del riesgo de que los neumáticos estallen.

El Concorde, a diferencia de los demás aviones comerciales, alcanza velocidades superiores a los 300 kilómetros por hora durante la carrera de despegue, sometiendo a sus neumáticos a elevadísimas temperaturas que hacen aumentar enormemente la presión del aire que contienen en su interior.

El ministro de Transporte de Francia, miércoles, Jean-Claude Gayssot, dijo el miércoles que opinaba que los expertos hallarían las vías para que el Concorde -orgullo de las flotas de Air France y British Airways, las únicas aerolíneas del mundo que lo utilizan- retorne al servicio.

Sin embargo, Air France dijo el lunes de esta semana que no creía que el Concorde volviera a prestar servicio antes de abril del 2001.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores