Moscú reducirá su Ejército por falta de recursos económicos

"¿Cómo pueden ser óptimas (las Fuerzas Armadas) cuando no se hacen maniobras, los pilotos no vuelan y los marinos no salen a la mar?", se preguntó Putin el 11 de agosto en un anticipo de lo que sería la catástrofe del "Kurks", que dejó en evidencia el deplorable estado en que se encuentra el Ejército ruso.

08 de Septiembre de 2000 | 13:14 | EFE
MOSCU.- Rusia anunció hoy viernes un drástico recorte de sus Fuerzas Armadas en casi un tercio, como primer paso de una reforma militar llamada a modernizar un Ejército obsoleto y debilitado por la falta crónica de financiación.

El ministro de Defensa ruso, el mariscal Igor Sergueyev, reveló que para el año 2003, los 1.200.000 efectivos del Ejército se reducirán en 350.000 hombres.

Filtraciones evidentemente autorizadas desde el Kremlin revelaron un recorte adicional de 60.000 efectivos en otras estructuras de fuerza y una ulterior reforma profunda de las Fuerzas Estratégicas, el arma "estrella" durante la guerra fría.

"Las decisiones correspondientes ya han sido adoptadas y ahora se elaboran las propuestas al presidente (Vladímir Putin) sobre la forma en que serán cumplidas", declaró Sergueyev en un polígono a las afueras de Moscú durante una exhibición de carros de combate.

Según las filtraciones, este proyecto de reforma es un híbrido de los respectivos planes, radicalmente opuestos, del titular de Defensa y de su gran rival, el ambicioso jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Anatoli Kvashnín.

Sergueyev quería elevar el peso de las Fuerzas Estratégicas como gran arma de contención nuclear y Kvashnin pretendía recortarlas para derivar su modesta financiación al Ejército de Tierra, principal instrumento contra los conflictos locales, que son el desafío de la actualidad.

El choque de los dos jefes militares en julio pasado desató un sonado escándalo, que obligó a Putin a encargar a su secretario del Consejo de Seguridad y "mano derecha", Serguei Ivanov, la elaboración de un proyecto único.

Fuentes militares citadas por la agencia Interfax indicaron que la reducción de efectivos afectará principalmente al Ejército de Tierra, con 180.000 desmovilizados, mientras la Armada perderá 50.000 hombres y la Aviación 40.000.

Las demás reducciones atañen a las Fuerzas Estratégicas (FFEE) y a las estructuras de retaguardia y logística.

Especialmente radical será la reforma de las antaño mimadas FFEE, acorde con los compromisos de Rusia para reducir sus arsenales nucleares, pues se prevé que en cinco o seis años estas tropas dejen de existir como arma independiente y se subordinen al Ejército de Aire, como quiere Kvashnín.

Para el año 2006, las FFEE perderán hasta 50.000 efectivos y diez divisiones de misiles balísticos, aproximadamente la mitad de las actuales.

Como etapas de este plan, ya el año que viene las FFEE perderán el control de las Fuerzas Espaciales Militares y de las Tropas de Defensa Espacial con Misiles, que serán subordinadas al Estado Mayor del Ejército.

Además de la reforma del Ejército, se procederá a recortar la excesiva militarización de otras estructuras de fuerza, con la reducción de las tropas de Interior en 20.000 hombres, de las Ferroviarias en 10.000 y del Servicio Federal de Guardafronteras en 5.000.

Por último, habrá un recorte de 25.000 hombres en el Servicio Federal de Seguridad (ex KGB), la agencia federal de comunicaciones gubernamentales y otras estructuras.

Los únicos que se salvan son los 25.000 efectivos militares del Ministerio de Emergencias, por la importancia de esta estructura ante los frecuentes cataclismos que azotan Rusia, como demostraron los dramáticos sucesos de agosto pasado.

El hundimiento del submarino nuclear "Kursk", orgullo de la Armada valorado en 1.000 millones de dólares, reveló a una Rusia ambiciosa de recuperar su condición de superpotencia que su Ejército carece de elementales medios de salvamento.

Un día antes de hundirse el "Kursk", Putin abogaba por un Ejército que se corresponda con las necesidades y las posibilidades del país.

"¿Cómo pueden ser óptimas (las Fuerzas Armadas) cuando no se hacen maniobras, los pilotos no vuelan y los marinos no salen a la mar?", se preguntó el Presidente el 11 de agosto, en una reunión del Consejo de Seguridad ruso centrada en la reforma militar.

El Presidente reconocía así que su ambición de recuperar el lugar de Rusia en el mundo, incluida la presencia militar en zonas claves, no concuerda con las posibilidades de un país empobrecido y que no se ha modernizado en los diez caóticos años transcurridos desde la desintegración de la URSS.

La prensa recordó que todo el presupuesto estatal ruso para este año es diez veces inferior a lo que destina EE.UU. para la Defensa.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores