Sólo con buenas intenciones terminó Cumbre del Milenio

La Cumbre de jefes de Gobierno y de Estado en Naciones Unidas llegó hoy viernes a su histórico final con la adopción de una amplia lista de promesas que incluyen reducir la pobreza, proteger el planeta y mejorar la capacidad de las Naciones Unidas para mantener la paz.

08 de Septiembre de 2000 | 16:12 | AP
NACIONES UNIDAS.- La Cumbre del Milenio llegó hoy viernes a su histórico final con la adopción de una amplia lista de promesas que incluyen reducir la pobreza, proteger el planeta y mejorar la capacidad de las Naciones Unidas para mantener la paz.

La declaración de la cumbre, negociada durante semanas, pero que según se espera será adoptada por aclamación, también compromete a los 150 jefes de estado y de gobierno, que se reunieron aquí para una reunión que promueva la democracia, promueva el respeto a los derechos humanos y ponga coto a la propagación del sida.

El Secretario General de la ONU, Kofi Annan, ha advertido que no se dará por satisfecho a menos que los dirigentes pongan realmente en vigor las promesas del documento. Y dijo en rueda de prensa la víspera de la cumbre que esperaba que cada uno de ellos "volviese a sus países y comenzase a hacer algo acerca de ello".

El último día de la cumbre comenzó esta mañana con un discurso del Presidente de Gambia, Yahya Jammeh, que a los 35 años es el más joven de los dirigentes africanos que asiste a la conferencia. El último de los oradores inscrito en el programa fue Techeste Ahderom, que presidió en mayo una reunión de organizaciones destinada a brindar a las Naciones Unidas consejos acerca de cómo enfrentar mejor los retos del siglo XXI.

El jueves tocó al Consejo de Seguridad emprender esa tarea, y al hacerlo prometió una revisión de las operaciones de pacificación de las Naciones Unidas de modo que sus tropas puedan responder con mayor rapidez y en mayor número a las necesidades de los conflictos regionales.

Si bien el pronunciamiento del Consejo no adoptó la forma típica de una resolución, será de todos modos uno de los principales resultados de la cumbre, que incluyó un apretón de manos entre el Presidente norteamericano Bill Clinton y el cubano Fidel Castro.

Otro legado de la cumbre fue el aparente fracaso de las gestiones por llegar a un acuerdo acerca del Oriente Medio. El dirigente palestino Yasser Arafat rechazó ayer una propuesta del Presidente Clinton para que compartiese con Israel el control de los Santos Lugares musulmanes y judíos de Jerusalén oriental.

Pero la reunión de tres días será considerada de todos modos un éxito por el simple hecho de que ocurrió, y logró atraer a más dirigentes mundiales que nunca a fin de hablar sobre los retos que enfrenta la humanidad en el tercer milenio.

"¿Qué sentido tiene llegar a Marte si hay todavía hambre en varias regiones del planeta?", preguntó en su discurso René Preval, el presidente de Haití, que es la nación más pobre del hemisferio occidental.

Al final de las sesiones, los países representados en el Consejo, que incluyen a Argentina, Canadá, China, Francia, Jamaica, Rusia, Gran Bretaña y los Estados Unidos, votaron en favor de "fortalecer el papel central de las Naciones Unidas en el mantenimiento de la paz".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores