Inminente anulación de las sanciones de la UE contra Austria

La Unión Europea (UE) debía anunciar en forma inminente que anula las sanciones políticas que impuso a Austria después de que la extrema derecha, llegara al poder en Viena en febrero pasado en una coalición con los conservadores.

11 de Septiembre de 2000 | 12:56 | AFP
PARIS.- La Unión Europea (UE) debía anunciar en forma inminente que anula las sanciones políticas que impuso a Austria después de que la extrema derecha, llegara al poder en Viena en febrero pasado en una coalición con los conservadores.

El gobierno francés, que lideró la aplicación de sanciones a Austria, deberá ahora anunciar el retiro de ellas en su calidad de presidente en ejercicio de la UE, mientras en Viena se consideraba que estaba retardando el anuncio.

"Es una cuestión de horas o de días", declaró el ministro francés de Asuntos Europeos, Pierre Moscovici.

Una aplastante mayoría de los 14 asociados de Austria en la UE son abiertamente partidarios de anular esas sanciones y así lo hicieron saber al presidente austríaco Thomas Klestil.

Gran Bretaña lo anunció oficialmente y Dinamarca amenazó con actuar unilateralmente si este lunes no se anunciaba el fin de las sanciones.

Klestil anunció que "13 países me han dicho claramente que quieren el fin del boicot político contra Austria" y, en consecuencia invitó a Francia a hacer el anuncio oficial.

El viraje total se produjo después del informe que entregaron el viernes los "tres sabios" designados por la Corte Europea de Derechos Humanos para estudiar el peligro del Partido de la Libertad austríaco (FPOe) de Joerg Haider, formación que integra el gobierno de Viena, al que sus detractores califican de "nazi.

Los tres expertos -el finlandés Martti Ahtisaari, el español Marcelino Oreja y el alemán Jochen Frowein- preconizaron en su informe "poner fin" a las sanciones.

La situación es incómoda, sobre todo para Francia y Bélgica, que se caracterizaron por la energía con que preconizaron las sanciones contra Austria.

Analistas señalaban este lunes que el fin de las sanciones sería presentado insistiendo en los aspectos negativos del informe de los tres sabios, quienes definieron al partido de Haider como "populista con tentaciones extremistas" que utiliza "argumentos xenófobos e incluso racistas" y que "mantiene con el pasado nacionalsocialista relaciones ambiguas".

Se trata de hacer un anuncio del fin de las sanciones en la forma más crítica posible para que Haider no pueda cantar victoria.

Pero éste ya lo está haciendo en su lenguaje populista habitual y así, por ejemplo, se burló del presidente francés Jacques Chirac, campeón de las sanciones, afirmando que "los Napoleones terminan siempre en Waterloo".

Haider había amenazado el viernes pasado con que, si no se anulaban las sanciones, iba a seguir adelante la iniciativa de un referéndum mediante el cual los austríacos invitarían al gobierno de Viena a emplear todos los medios necesarios de presión, en el marco de las negociaciones sobre las reformas de la UE.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores