Chase Manhattan abre archivos de Segunda Guerra Mundial

El banco facilitará el acceso a sus archivos a los mismos investigadores que estudiaron a los bancos suizos, con el fin de establecer cómo la institución estadounidense pudo haber ayudado a los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, según indicó el World Jewish Congress.

14 de Septiembre de 2000 | 11:45 | ANSA
NUEVA YORK.- El Chase Manhattan Bank facilitará la investigación de las cuentas sus clientes en la era del Holocausto, según lo informó el World Jewish Congress (WJC), con lo cual se propone no interferir en la anunciada compra de J. P. Morgan por unos US$ 35.000 millones.

Chase facilitará el acceso a sus archivos a los mismos investigadores que estudiaron a los bancos suizos, a fin de establecer cómo el banco estadounidense pudo haber ayudado a los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, dijo el WJC.

Hace unos años, la organización judía logró bloquear la fusión entre la UBS AG y el Swiss Bank Corp hasta que ambos acordaron negociar demandas en las que los acusaban de no haber devuelto los depósitos de preguerra de los sobrevivientes del holocausto.

Desde julio pasado el WJC venía presionando al Chase para que abra sus cuentas. Hace dos meses, el grupo divulgó un informe del departamento del Tesoro, de 1945, según el cual el banco perjudicó los esfuerzos de guerra de los aliados.

WJC dijo que había iniciado la acción, porque durante un año el Chase se negó a aceptar una investigación independiente.

El Chase, junto con los principales bancos franceses, enfrenta causas judiciales de varios miles de millones de dólares en un tribunal norteameicano, que fueron iniciadas por los familiares de las víctimas del holocausto, quienes afirman haber sido robados.

Una investigación precedente del WJC descubrió 26.000 cuentas bancarias suizas que probablemente estaban vinculadas con las víctimas del holocausto, y otras 20.000 de las mismas víctimas que pudieron haberlo estado.

En noviembre pasado, Chase dijo que una investigación interna demostró que los nazis habían robado sólo tres cuentas con depósitos a nombre de judíos, en su oficina de París, así como vaciaron otras once cajas de seguridad.

Pero no coincide con esa versión el documento de 1945 desclasificado hace dos años por el departamento del Tesoro: después que Estados Unidos entró en guerra contra Alemania, en 1941, trató de congelar los activos enemigos para evitar que sean usados contra él.

Sin embargo, un año después la oficina Chateaneuf del Chase, cerca de la Riviera de la Francia ocupada, ayudó a devolver fondos a los nazis, dijo el departamento del Tesoro.

El informe del este departamento también afirmó que la sucursal de París del Chase mantuvo abiertas cuentas para la embajada de Alemania durante la ocupación.

Afirma que Alemania quería mantener estrechas relaciones con el Chase porque esperaba que el banco ocupe una posición importante entre la banca internacional después de la guerra.

El gigante bancario norteamericano dijo en febrero que sus investigadores demostraron que el banco predecesor ayudó a los nazis a hacerse de dólares estadounidenses por los marcos alemanes que muy posiblemente provenían de las ventas forzadas de los activos judíos.

Según ese informe, mientras otros países no aceptaban marcos alemanes, Chase fue uno de los varios bancos que participó en el llamado programa Rueckwanderer, que permitió al régimen nazi hacerse de US$ 25 a US$ 35 millones, después de la mitad de la década del 30.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores