Se vuelve a destrabar el proceso de paz en Oriente Medio

Luego del fracaso de la cumbre de Camp David, los negociadores israelíes y palestinos se reunieron hoy jueves en Nueva York con la mediación norteamericana, con el objeto de intentar lograr un acuerdo de paz después de 52 años de conflicto.

14 de Septiembre de 2000 | 18:36 | DPA
NUEVA YORK.- Los negociadores israelíes y palestinos se reunieron hoy jueves en Nueva York con los mediadores estadounidenses para continuar sus esfuerzos en lograr un acuerdo de paz después de 52 años de conflicto.

"Las conversaciones tendrán la misma agenda", dijo la secretaria de Estado Madeleine Albright en rueda de prensa en la ONU este jueves.

Albright dijo además que la decisión de los palestinos de demorar la decisión de declararse a sí mismos como un Estado -postergada por dos meses al menos-, había dado un respiro a las negociaciones.

"He aprendido una cosa, que las negociaciones son flexibles", afirmó.

El de hoy fue el primer encuentro desde que el Presidente estadounidense, Bill Clinton, se encontró por separado con el líder palestino, Yasser Arafat, y con el Primer Ministro israelí, Ehud Barak, la semana pasada, durante la Cumbre del Milenio en la ONU.

Los israelíes, conducidos por el canciller Shlomo Ben-Ami, y los palestinos, liderados por el jefe negociador Saab Erekat, no tenían planes de encontrarse cara a cara, dijeron fuentes del Departamento de Estado.

Antes bien se reunirían con el enviado especial estadounidense para el proceso de paz en Cercano Oriente, Dennis Ross, y sus delegados, a medida que tratan de forjar una base común en temas contenciosos, tales como el futuro de Jerusalén.

Autoridades estadounidenses no divulgaron la sustancia de las conversaciones. Pero figuras del partido de oposición Likud de Israel denunciaron las negociaciones reasumidas, temiendo que Ross y los estadounidenses estuvieran tratando de implementar concesiones que Barak había hecho en julio en la cumbre de Camp David, en las afueras de Washington.

Esas conversaciones casi alcanzaron un acuerdo pero tropezaron con la insistencia de Arafat de que un nuevo Estado palestino debería tener total soberanía sobre Jerusalén Oriental. Entonces, Barak declaró que cualquier concesión que había ofrecido en Camp David era "nula y vacía".

Este jueves, el Primer Ministro israelí indicó que es pesimista respecto a las perspectivas de las conversaciones de paz para Cercano Oriente, antes de que se reanudaran las mismas.

Barak consideró que "no hay signos de flexibilidad" por parte de Arafat, según indicó la oficina del Primer Ministro israelí, añadiendo que es difícil decir si será posible llegar a un acuerdo.

Contrastando con el pesimismo de Barak, radio Israel citó a fuentes cercanas a la delegación israelí en Nueva York, que dijeron que "un acuerdo sobre el establecimiento permanente de paz es posible para fines de octubre".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores