Militares filipinos atacan bastión de rebeldes musulmanes

Aviones y helicópteros militares atacaron hoy las colinas del sur de las isla de Jolo, donde se encuentra un bastión del rebelde grupo Abu Sayyaf que mantiene como rehenes a 19 extranjeros y filipinos. El Presidente Joseph Estrada confirmó que él ordenó el ataque.

16 de Septiembre de 2000 | 06:49 | AP
ZAMBOANGA.- Aviones y helicópteros militares atacaron hoy las colinas del sur de la isla de Jolo -o Sulú-, donde se encuentra un bastión de rebeldes musulmanes que mantienen como rehenes a 19 extranjeros y filipinos.

Miles de soldados y policías de elite arribaron en barcos para unirse a la operación de rescate.

La situación de los rehenes retenidos por los rebeldes del grupo Abu Sayyaf no era clara, y las líneas telefónicas con la remota isla han sido silenciadas.

El Presidente Joseph Estrada dijo que él ordenó el ataque, abandonando meses de negociaciones, luego que los rebeldes continuaron capturando rehenes.

"No permitiremos que secuestradores ni otros elementos forajidos se burlen de nuestras leyes ni controlen nuestras vidas", dijo el Mandatario.

La operación virtualmente empezó anoche cuando las fuerzas armadas ordenaron a todas las embarcaciones que salieran del puerto de la capital para dejar libre el acceso de las naves militares.

El pedido de una intervención militar ha sido cada vez más intenso desde el domingo, cuando la facción Abu Sayyaf secuestró a tres personas más de un balneario malayo, pese a su compromiso previo de no capturar a más rehenes mientras se llevaban a cabo las negociaciones.

Los lugareños llegaron en grandes cantidades a la capital huyendo desde los lugares de combate, dijo el alcalde Rashdi Abubakar. Pero los residente no podían escapar de la isla debido al bloqueo naval.

En algunas calles decenas de personas observaban cuando los aviones arrojaban bombas en la distancia.

El jueves, un vocero rebelde amenazó con atacar las ciudades del sur de las Filipinas si se producía un asalto militar.

El viernes, los rebeldes Abu Sayyaf acordaron liberar a dos periodistas de la televisión francesa el sábado.

Los rebeldes retienen a tres malayos, un filipino capturado en abril, dos periodistas franceses, un estadounidense musulmán, y 12 evangelistas filipinos.

Los rebeldes sostienen que están luchando por un estado islámico independiente en la región de las Filipinas, la más pobre del país.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores